Economía

Un trampolín para los 'madriles'

Los empresarios andaluces ya tienen un domicilio laboral para sus proyectos en la capital española. El pasado mes de junio, la Junta presentó el nuevo centro de negocios de Andalucía en Madrid, un espacio que aloja y asesora a las empresas de la región y que reúne lo último en tecnologías.

el 14 sep 2009 / 21:25 h.

Los empresarios andaluces ya tienen un domicilio laboral para sus proyectos en la capital española. El pasado mes de junio, la Junta presentó el nuevo centro de negocios de Andalucía en Madrid, un espacio que aloja y asesora a las empresas de la región y que reúne lo último en tecnologías.

Desde el pasado mes de junio, los empresarios andaluces tienen una gran casa común en los madriles. Aunque se trata de un hogar un tanto diferente, ya que es de índole laboral y empresarial, lo cierto es que los emprendedores andaluces pueden contar ya con un alojamiento seguro en tierras madrileñas en lo que a negocios se refiere.

La Consejería de Innovación llevaba tiempo preparando una receta para alimentar a los empresarios de la comunidad y allanarles el largo camino a recorrer en este competitivo mundo, y el resultado ha sido un plato estrella que ha sabido muy bien al tejido productivo de la región. Se trata del nuevo centro de negocios de empresa de Andalucía, un espacio ubicado en la capital que abrió sus puertas en junio y que, desde entonces, está a disposición de los emprendedores y empresarios andaluces y de todos aquellos empresarios que quieran extender su actividad a Andalucía.

El centro presta todos los servicios necesarios para el desempeño de las actividades que marcan la agendas de los empresarios en la capital de España. Dispone de 10 despachos dotados de todos los medios -ordenador portátil, impresora, internet y teléfono-, y las estancias, que están climatizadas e insonorizadas, pueden incluir servicios administrativos y de secretaría: recepción de llamadas y visitas, gestión de correspondencia y mensajería, reservas de hoteles y vuelos y apoyo técnico para análisis y presentación, entre otros.

Asimismo, este nuevo espacio empresarial cuenta con una sala de reuniones con capacidad para 10 personas y una sala de juntas para 20, que pueden unirse formando un salón idóneo para albergar encuentros empresariales de diversa índole y que cuenta con conexión a internet, proyector, pizarra electrónica, audio y videoconferencia y reproductor de DVD.

Aunque las instalaciones y equipamientos físicos son una auténtica joya en la plataforma, la sede también pone a disposición de las empresas andaluzas un amplio abanico de servicios de asesoramiento prestados directamente por el centro o por entidades colaboradoras.

El asesoramiento corre a cargo de profesionales altamente cualificados y especializados en cada materia. Estos servicios incluyen auditorías de gestión, recursos humanos, formación de directivos, búsqueda de inversores, contactos financieros, gestión de proyectos, asesoramiento legal, fiscal o contable, marketing, comunicación y relaciones públicas, traducciones y organización de eventos.

Ida y vuelta. La funcionalidad de esta iniciativa es recíproca y las empresas madrileñas que quieren abordar el mercado andaluz también tienen un hueco en este proyecto. El asesoramiento es extensivo al resto de comunidades que pretenden invertir en Andalucía, con la clara finalidad de contribuir a la generación de empleo. Así, aquellas empresas que hayan decidido ampliar su ámbito de actuación eligiendo el territorio andaluz como destino y cuya actividad vaya asociada a la creación de riqueza, podrán recibir del mismo modo en el centro la ayuda que necesiten en términos de incentivos, profesionales o inversores.

La creación del centro de negocios responde a las necesidades específicas de la empresa andaluza en un nuevo mercado que requiere de plataformas económicas que favorezcan la expansión de sus negocios. El tejido empresarial andaluz es parte activa de este movimiento y ha demostrado un dinamismo superior al de la media nacional, con un ritmo de crecimiento que en 2006 alcanzó el 4,85% (1,6 puntos por encima de España).

  • 1