Local

Un trozo de Sevilla en Lisboa

Son piezas arquitectónicas realizadas con materiales pobres (lienzo, madera, cartón...), de corta vida. Sin embargo, muchas de ellas han pasado a la historia. Una exposición organizada por el Colegio de Arquitectos ha llevado al Museo del Agua de Lisboa lo mejor de la arquitectura efímera de Sevilla.

el 15 sep 2009 / 06:00 h.

TAGS:

Son piezas arquitectónicas realizadas con materiales pobres (lienzo, madera, cartón...), de corta vida. Sin embargo, muchas de ellas han pasado a la historia. Una exposición organizada por el Colegio de Arquitectos ha llevado al Museo del Agua de Lisboa lo mejor de la arquitectura efímera de Sevilla.

Desde los arcos que recibieron a Fernando el Católico en 1508 (la primera vez que se emplearon arcos de triunfo en Sevilla), los que se hicieron para Alfonso XIII, el criticado -por costoso y suntuoso- túmulo de Felipe II, hasta las fiestas de los toros y cañas de la Plaza de San Francisco. Desde las portadas de la Feria de Abril hasta los proyectos de bar para la Alameda, los quioscos de los jardines del Cristina, el circo provisional de Plaza de Armas, las portadas de la Velá de Triana, las cruces de Mayo y hasta la famosa pasarela metálica que simbolizó la Feria desde 1896 a 1921.

Todo ello se puede ver, gracias a grabados y fotos, en la capital portuguesa. El decano del Colegio de Arquitectos de Sevilla, Ángel Díaz del Río, y la directora del Museo del Agua de Lisboa, Margarida Ruas, inauguraron ayer la muestra Rito y Fiesta: una aproximación a la arquitectura sevillana, realizada por el Colegio con la colaboración de la fundación Fidas y el Ayuntamiento de Sevilla.

Esta exposición, que ya se pudo ver en Sevilla cuando la Plaza Nueva aún estaba sitiada por los coches, en 2004, pretende divulgar una parte del pasado histórico de la arquitectura efímera que, a pesar de su adjetivo, perdura en el tiempo. Ahora, en Lisboa.

Según Díaz del Río, los portugueses se interesaron por este tipo de obras porque son "muy sensibles a las manifestaciones festivas", esto es, que casan con la forma de vivir de los sevillanos. "No hemos venido a colonizar, sino a compartir y relacionarnos", apostilló.

Sobre la actual arquitectura efímera que se hace en la ciudad, en concreto sobre las portadas de la Feria de Abril, el decano del Colegio de Arquitectos apuntó que ya es hora de cambiar de tercio hacia diseños más modernos.

"Desde hace pocos años estoy decidido a que debemos dar el salto, porque ya hay obras de calidad relevante. Sólo hay que esperar a que surja una propuesta moderna que supere en calidad a los demás, porque tendrá opciones", sentenció. No en vano, arquitectos como el alemán Jürgen Mayer han presentado en los dos últimos años proyectos para la portada de la Feria, eso sí, rompedores y vanguardistas.

Lo que sí está claro es que, para que los ciudadanos recuperen las obras de arquitectura efímera que marcaron la historia de la ciudad se necesitaría un museo de la arquitectura hispalense, o un lugar parecido, que pueda hacer eterno lo efímero.

  • 1