miércoles, 24 abril 2019
08:27
, última actualización
Local

Un vecino deberá ir a prisión por no derribar una construcción ilegal

Un juez de Sevilla ordena el ingreso en prisión del dueño de un chalé ilegal de Gerena para cumplir una condena de seis meses por un delito contra la ordenación del territorio y dado que sigue sin cumplir la sentencia que exigía su demolición.

el 15 sep 2009 / 20:49 h.

TAGS:

Un juez de Sevilla ordena el ingreso en prisión del dueño de un chalé ilegal de Gerena para cumplir una condena de seis meses por un delito contra la ordenación del territorio y dado que sigue sin cumplir la sentencia que exigía su demolición.

El condenado es M.C.B., a quien la Audiencia de Sevilla ordenó en noviembre de 2007 derribar, a su costa, la vivienda de 80 metros cuadrados, la nave de la misma superficie y la piscina que había construido en un suelo no urbanizable del paraje conocido como Las Perreras y Mesa Carrasco, en el término municipal de Gerena.

Según fuentes consultadas por la agencia Efe, no haber ejecutado la orden de demolición, impuesta en sentencia firme, "supone que el condenado no cumple la responsabilidad civil derivada del delito, que es restablecer el suelo a su estado original, y es un presupuesto necesario para conceder la suspensión del ingreso en prisión", que era lo que pretendía.

Por petición del fiscal especial de Urbanismo y Medio Ambiente de Sevilla, el juzgado, como encargado de cumplir la sentencia y la consiguiente orden de demolición, deniega al acusado la suspensión cautelar de la pena y manda su ingreso en prisión.

El acusado edificó en una finca de 2.500 metros cuadrados en la que el Ayuntamiento de Gerena había iniciado expediente sancionador por la parcelación ilegal en suelo rústico. En dicho terreno construyó la nave, la vivienda y la piscina que no eran legalizables, aunque posteriormente el Ayuntamiento de Gerena inició en abril de 2005 un procedimiento para regularizar el suelo. Sin embargo, este proceso sigue todavía en marcha, según las mismas fuentes.

En cualquier caso, la Audiencia de Sevilla entiende que lo que haga en el futuro el Ayuntamiento de Gerena en relación a este terreno no afecta al delito ya cometido y que es necesario demoler lo construido para no frustrar "el objetivo del legislador de preservar la ordenación del territorio". Por ello, es independiente de que luego se regularice la urbanización.

Se da la circunstancia de que M.C.B. había sido absuelto previamente por un juzgado de lo penal, quien apreció en él ausencia de dolo o voluntad de delinquir y un "error de prohibición", pues los restantes vecinos habían hecho el mismo tipo de edificaciones en el lugar.

La Audiencia de Sevilla, sin embargo, sostuvo que "es un hecho notorio y de común conocimiento para cualquier ciudadano medio, sin necesidad de estar revestido de especiales conocimientos, que toda construcción precisa de la correspondiente licencia", de ahí su decisión.

En este sentido, la Audiencia de Sevilla está poniendo en práctica una nueva doctrina, impulsada por la Fiscalía de Urbanismo y Medio Ambiente, de derribar las construcciones ilegales frente a una línea anterior que las evitaba por el posible perjuicio a terceras personas que hubiesen obrado de buena fe. Hasta ahora, varios juzgados penales de Sevilla han absuelto a propietarios de parcelas en Las Perreras y Mesa Carrasco por la "pasividad" del Ayuntamiento de Gerena, que supuestamente permitía las obras ilegales porque "allí lo habitual era primero construir y luego pedir licencia", según las sentencias.

  • 1