Local

Un viaje hacía el universo Erasmus

Sevilla es una de las ciudades preferidas de los estudiantes Erasmus para vivir esta experiencia única donde aprenden el idioma y hacen amigos. La estancia comprende entre los tres meses y un año.

el 19 nov 2009 / 10:05 h.

TAGS:

La aventura de vivir en un país extranjero donde todo resulta desconocido y a la vez apasionante es uno de los principales motivos para los estudiantes de la universidad para optar por una beca de movilidad Erasmus. Casi 1700 estudiantes extranjeros vinieron a la Universidad de Sevilla para continuar sus estudios de una forma distinta. Los estudiantes extranjeros vienen a España principalmente atraidos por el aprendizaje del idioma, el reconocimiento de sus estudios en nuestro país y también por la fiesta.

Paco Domínguez asesora a los alumnos extranjeros que vienen a la Facultad de Ingenieros. La mayoría suelen ser italianos, aunque hay también bastantes franceses y alemanes. Explica que "normalmente suelen venir bastante perdidos" ya que "hay muchos que no tienen ni idea de Español". Sin embargo, pese a las barreras iniciales en el lenguaje, Domínguez califica de "muy satisfactoria" la experiencia y muchos incluso vuelven a visitar a sus antiguos compañeros. 

Bruno, Alonzo y Claudio son 3 estudiantes italianos que han venido a estudiar empresariales a Sevilla. Cuentan que su viaje a España empezó regular: "Nos perdieron las maletas en el aeropuerto nada más llegar a Málaga" dice Alonzo. "Estuvimos apunto de coger el avión de vuelta", bromea Bruno.  Encontrar un piso fue bastante más fácil para ellos "tuvimos suerte y no nos pareció muy caro para ser una zona céntrica de la ciudad". Preguntados por si se sienten integrados en España respondieron "Vivimos justo abajo de nuestro casero y nos hace tortilla de patatas", además creen que la forma de ser de los españoles coincide mucho con la suya "enseguida hemos hecho amigos, aunque también ayuda que vamos los tres juntos" señala Bruno.

María, es una chica griega que vino sola desde su país a continuar sus estudios de teleco. "Estoy un poco perdida porque el ritmo de la clase es rápido y me cuesta comprender". Domínguez comenta que en estos casos "los profesores suelen ayudar a este tipo de alumnos que tienen problemas con el idioma", aunque reconoce que "los exámenes son para todos igual y se tienen que poner las pilas para aprobar".

El plazo de inscripción para los estudiantes españoles que deseen obtener una Erasmus concluye el 30 de noviembre. A través de la web de la universidad se pueden elegir los destinos donde solicitar la beca que oscila entre  600 y 1000 euros al mes.

 

  • 1