jueves, 25 abril 2019
16:00
, última actualización
Local

Un viaje mágico al reino de las telas

Nintendo oxigena y llena de vida nuevamente a una de sus mascotas fetiche con una propuesta original y con sabor a antaño.

el 03 mar 2011 / 16:10 h.

TAGS:

Imagen de Kirby´s Epic Yarn

Todosmantenemos en la retina los diferentes momentos que Kirby nos ha ofrecido con su cebada apariencia. Nintendo ha rescatado fondos y formas del este personaje a través de la historia y los ha metido en una coctelera obteniendo un juego sencillo, original y cautivador para todos los públicos. Una historia que arranca cuando el hechicero Zur-Zir campa a sus anchas por el reino de Dream Land encontrándose a un Kirby Carpanta (personaje de Escobar en los tebeos) dando un lánguido paseo.

La bola rosa se encuentra con un tomate entre los arbustos y siguiendo la tradición glotonera que lo precede, lo engulle. Este tomate forma parte decorativa del atrezo de Zur-Zir. El calcetín corbata del malvado hechicero empieza a brillar, atrapando a Kirby en el interior de su tejido. Un interior que esconde el nuevo mundo (el reino de las telas) y donde el protagonista del juego es transformado en un estambre de lana.

En su viaje por el reino se topa con un incidente entre el príncipe Hilván y un monstruo. En un intento fallido de rescate, debido a la nueva apariencia que le hace diferente en la percepción y la ejecución de las cosas, la bola hueca rosada descubre por sorpresa los nuevos poderes que tiene tras haber comido la baya roja y, transformándose en un vehículo de hilo, consigue huir junto al príncipe de las garras del monstruo. Tras poner al día a Kirby de las tropelías que  Zur-Zir ha hecho en el reino de las telas, ambos se adentran para recuperar los trozos de tejidos que están esparcidos por el reino.

Tras esta magnífica puesta en escena, el adentrarse en dla jugabilidad es todo un derroche de creatividad y originalidad marca de la casa. Un viaje por unos tapetes en tonos pastel que dan un aspecto pueril al título, pero que no dejan de esconder la dificultad que entraña resolver los múltiples enigmas y formas que esconden las siete áreas. Cada una de ellas contiene siete niveles que se adentran en la recolección de gemas y que llevan a ganar medallas como recompensa para ir superando los escalones del juego.

Kirby puede transformarse en innumerables elementos ya sea por tierra, mar o aire. Un tren, una excavadora o un potente todoterreno alternan con elementos acuáticos como un submarino o un delfín. La posibilidad aérea viene en forma de cohete y de ovni. Pero dentro de este punto de cruz 2.0, Kirby se desliza como una aguja en la tela para interactuar con hilos, botones y cremalleras dentro de esta gran mercería virtual.

Una jugabilidad con esencia plataformera de la toda la vida y con el aliciente del modo multijugador para dos jugadores. Junto a Kirby, otro jugador tomará el perfil del príncipe Hilván y entre ambos se adentrarán para zurcir el daño ocasionado por el hechicero.

Kirby’s Epic Yarn fue una de las grandes sorpresas de Nintendo en el pasado E3 y sólo la presentación de la nueva consola 3DS eclipsó esta joya. A España llega con seis meses de retraso con respecto a su lanzamiento en Japón y América, donde Nintendo intentó cargar masivamente de estrenos el catálogo de Wii para así poder contrarrestar los estrenos fetiche de otras compañías, como han sido Move y Kinect.

En Europa se optó por no saturar de títulos el mercado navideño y que el catálogo para la grande de Nintendo tuviera sus estrenos bien definidos y escalonados en el espacio y en el tiempo. Nuevamente Nintendo ha sorprendido a todo el mundo reinventando el espíritu de iconos de la compañía que cumplen en esta década su mayoría de edad y pretende cautivar con un nuevo aire de fragancia renovada, colarse con gran éxito entre tanto shooter y RPG, elevando de nuevo a la cima a los clásicos de siempre. Enhebra el mando y no lo dudes más: ¡hazte un Kirby!

  • 1