viernes, 22 febrero 2019
06:58
, última actualización
Local

Un viento africano deja 40 grados de máxima y noches de insomnio

La alerta roja por altas temperaturas podría ampliarse hasta el sábado. La Consejería de Salud recomienda a la población, especialmente a los grupos de mayor riesgo, como ancianos, niños y enfermos crónicos, que aumente la hidratación y que evite la exposición al sol en las horas centrales del día.

el 05 jul 2010 / 11:01 h.

TAGS:

Aquello de buscar la sombra mientras espera a que el semáforo se ponga en verde o abanicarse como si fuera un movimiento inconsciente del brazo van a convertirse en prácticas más que habituales esta semana en toda la provincia de Sevilla.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) decretó ayer la alerta roja, el nivel máximo de alerta, debido a la ola de calor que barrerá la provincia al menos hasta el jueves. Las temperaturas máximas superarán los 40 grados mientras que las mínimas rondarán los 25 (tres grados por encima del umbral del sueño).

Uno de los principales culpables de esta situación es el viento. Primero, el que procede del Norte de África, que se está trasladando hacia la península; segundo, el de componente Este que se está desplazando desde el centro de la península hasta el valle del Guadalquivir. A ello hay que unir la estabilidad meteorológica que reina en la provincia. Según la Agencia Estatal, la confluencia de todos estos factores están provocando que los termómetros se disparen.

A partir del jueves se prevé que los vientos se desplacen hacia el noroeste del país, por lo que el centro de calor de la ola que atraviesa Sevilla se reducirá. Aún así, la Agencia Estatal de Meteorología advierte que son estimaciones provisionales y que la alerta podría mantenerse hasta el sábado.

Por su parte, la Consejería de Salud andaluza informó este martes que Sevilla y  su provincia continúan en el nivel rojo de la alerta sanitaria que  este departamento establece dentro de su Plan de Prevención de Altas  Temperaturas de la Consejería de Salud, en tanto que se prevé que se  supere sus temperaturas umbrales máximas y mínimas hasta el próximo  jueves, 8 de julio, tal y como revelan la estimaciones de la Agencia  Española de Meteorología (AEMET).

Del mismo modo, las provincias de Córdoba y Cádiz se siguen  manteniendo también en el nivel amarillo de este plan sanitaria, al  que se suma ahora Almería. El resto de las provincias andaluzas están  en el nivel verde.

Según las previsiones de AEMET, está previsto que la provincia de  Cádiz, en la que se desactiva el nivel amarillo para el día 7, supere  sus temperaturas umbrales máximas y mínimas el próximo 8 de julio,  por lo que se establece el nivel amarillo para el próximo jueves.  Córdoba mantiene su nivel de alerta amarillo para el día 8 y Almería  se suma a dicha situación ante la previsión de que supere sus  temperaturas umbrales el jueves.

Las enfermeras de familia y gestoras de casos están ya realizando visitas domiciliarias y consultas telefónicas entre la población de  riesgo de la provincia de Sevilla, a fin de dar consejos para evitar  y controlar el calor, monitorizar signos y síntomas relacionados con  las altas temperaturas, activar los recursos de apoyo -en caso de  que fuesen necesarios- y aplicar los protocolos en caso de  identificar problemas de salud relacionados con el calor.

Por su parte, en las provincias de Cádiz y Córdoba se aumentará la  información y la emisión de consejos sanitarios y se mantendrán las  medidas de control y seguimiento de estas personas a través del  servicio Salud Responde.  

Actualmente, en la provincia de Sevilla hay un total de 862  personas incluidas en el programa de seguimiento telefónico al ser  consideradas población de riesgo por ser mayores de 65 años,  pluripatológicos y polimedicados; en Cádiz 1.293; en Córdoba 728 y en  Almería 343.

La activación de un determinado nivel de alerta responde al  análisis, realizado por la AEMET, de las previsiones de temperaturas  para cada día y durante los cuatro días siguientes, notificando los  datos a nivel provincial, de modo que puedan activarse los servicios  y recursos sanitarios correspondientes oportunos en cada momento. Por  este motivo, la previsión del descenso de temperaturas también puede  conducir a la desactivación de un nivel concreto.

Ante el incremento de temperaturas, la Consejería de Salud  recomienda a la población seguir sencillas medidas preventivas de  hidratación y alimentación, así como evitar la exposición al sol en  las horas centrales del día. Todas estas medidas deberán  intensificarse en los grupos de mayor riesgo: ancianos, niños y  enfermos crónicos.

Por otra parte, el servicio de información al ciudadano Salud  Responde, accesible desde el teléfono, 902 505 060, está abierto a  los ciudadanos las 24 horas del día, los 365 días del año, para que  soliciten toda la información que requieran sobre este tema, además  de las web de la Consejería de Salud y el SAS , o bien directamente el  personal sanitario de su centro de salud.

En caso de necesitar asistencia urgente, pueden llamar al teléfono  único de urgencias, el 902 505 061, o bien al teléfono de emergencias  sanitarias, el 061.  

ACTIVACION DE NIVELES

El nivel rojo del Plan de Prevención de Altas Temperaturas se  activa cuando las previsiones de la Agencia Española de Meteorología  indican que durante cinco o más días seguidos se podrían superar las  temperaturas umbrales máximas y mínimas en una provincia concreta. El  nivel amarillo responde a la superación de dichas temperaturas  durante uno o dos días.

Las temperaturas umbrales de la provincia de Sevilla son 40 de  máxima y 22 de mínima; mientras que las establecidas para Cádiz son  de 33 de máxima y 24 de mínima; para Córdoba 41 de máxima y 22 de  mínima; y para Almería 35 de máxima y 24 de mínima.


  • 1