Local

'Una adopción se decide con informes rigurosos'

La consejera de Igualdad y Bienestar Social defendió ayer las decisiones de sus técnicos de excluir a una pareja de la lista de adopciones tras 11 años de espera. El Defensor del Pueblo, en cambio, pidió que se elija 'mejor' el perfil de estos profesionales. El juez del caso cree que fue una 'represalia' de éstos.

el 16 sep 2009 / 05:19 h.

TAGS:

R. V.

"Las adopciones no se deciden a nivel político, sino en base a informes técnicos serios y rigurosos". Con estas palabras defendía ayer la consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, la actuación de sus técnicos en el caso de una pareja a la que no declararon idónea tras 11 años esperando una niño y a la que ahora un juez les da la razón e incluso les insta a reclamar una indemnización por el perjuicio causado.

Navarro, que participó ayer en uno de los cursos de verano de la Pablo de Olavide, negó que las informaciones publicadas sobre este caso "no son tal como se publican" y que "parece que la Junta es la malvada y que impide adoptar a la familia", agregó. En declaraciones a Europa Press, la consejera explicó que su consejería "aprueba muchas demandas, pues existe un derecho superior: que un menor tenga una familia".

En cambio, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, dijo que la solución sería "elegir mejor el perfil profesional de los técnicos que otorgan los certificados de idoneidad para las adopciones" o bien "tener alguien que contraste los informes, porque no es el primer caso que ocurre".

Chamizo, al que la pareja denunció su situación antes de acudir a la Justicia, dijo que "si la sentencia está a favor de la familia, la Junta está en su derecho a recurrir, pero obviamente algo no ha debido de funcionar bien". En cuanto a los padres, el Defensor del Pueblo aseguró que "están haciendo su labor" al acudir a un juez, lamentando que, "por desgracia," son procedimientos normales dentro del mundo de los menores, "un ámbito que cada día se está convirtiendo en algo más espeluznante".

Asimismo, el juez que dictó la sentencia a favor de los padres, Francisco Serrano, insistió ayer en que los técnicos cometieron "irregularidades", ya que tardaron cinco años en dictar los informes de idoneidad, que entonces fueron favorables. Sin embargo, la pareja fue rechazada a los seis años, un hecho que para Serrano es una "represalia" por parte de los técnicos, ya que la familia decidió poner su caso en manos del Defensor del Pueblo. El juez negó que la pareja fuera racista, como alega la Junta, pues "ellos mismos han dicho que les da igual la raza", y por ello les insta a reclamar una indemnización, ya que ahora, por la edad tendrán muy difícil adoptar.

  • 1