Local

Una asesora de Matas confirma los contratos amañados

La exjefa de gabinete redactó las bases para contratar a una asesoría que haría los discursos y luego supo que todo era para pagar a un periodista.

el 09 ene 2012 / 09:44 h.

TAGS:

-->-->-->

El inicio del juicio en la Audiencia de Palma contra el expresidente balear Jaume Matas, estuvo marcado por los abucheos con los que fue recibido así como por el cambio del orden de declaraciones. El fiscal pide ocho años y medio contra Matas por comprar supuestamente a un periodista, que le escribía los discursos. El proceso se ha iniciado con el cambio en el orden de la declaración de los acusados, de forma que el exbarón del PP será el último en declarar.

De este modo, María Umbert, quien fuese jefa de gabinete del expresidente del Gobierno balear Jaume Matas, fue la primera en intervenir ayer. Umbert, afirmó que Matas encargó al articulista Antonio Alemany los discursos de "mayor calado y carácter político" y defendió en este sentido que, pese a que el exlíder autonómico tenía a su disposición personal "perfectamente preparado" para esta labor, como ella misma y el exdirector general de Comunicación Joan Martorell, el expresidente optó por encargárselos al periodista por su "calidad literaria superior".

"Yo no me sentía capaz de hacerlos así", justificó Umbert durante su comparecencia como acusada en la Audiencia Provincial de Palma en el marco de la primera pieza del caso Palma Arena que va a juicio y que se centra en las retribuciones presuntamente irregulares que percibió Alemany de las arcas públicas por la redacción de los discursos. "Se trataba a veces de discursos de largo recorrido y que se preparaban con mucha antelación", recalcó.

Durante su declaración, la inculpada recordó que Matas le presentó a Alemany en el Consolat, donde le comentó que él haría sus discursos y al que conoció como "un colaborador personal importante" del expresidente.

Sin embargo, la acusada, defendida por el letrado José Zaforteza, se desvinculó del concurso que en 2003 fue convocado ad hoc para adjudicar a la agencia de comunicación Nimbus una asesoría externa en materia de comunicación, un proyecto que, según la Fiscalía, sirvió para enmascarar la contratación de Alemany y que éste continuara elaborando los discursos de Matas, cobrando por ello unos 4.500 euros mensuales a cambio de una comisión del 5% que percibía Nimbus.

Al respecto, Umbert manifestó que éste pudo derivar de una "decisión personal de Matas" quien "debía de tener conocimiento de estos hechos. Es muy poco probable que se hiciese a instancias de él", recalcó. En cualquier caso, aseguró que tuvo conocimiento de la convocatoria de este expediente cuando fue imputada, a pesar de constar una firma suya una de las actas de la mesa de contratación en la que fue propuesta la adjudicación del contrato a Nimbus.

Dulce Linares fue la segunda en declarar. La exjefa de gabinete del expresidente del Gobierno balear, Jaume Matas, y exsecretaria general técnica de la Consejería de Relaciones Institucionales, manifestó que redactó la memoria justificativa para contratar un servicio de asesoría externa, que sería adjudicado a la agencia de comunicación Nimbus, si bien aseveró que fue posteriormente cuando se enteró de que el objeto de este proyecto no llegó a cumplirse sino que en realidad ocultaba retribuir la redacción de los discursos de Matas por parte de Antonio Alemany.

Linares, llegó a subrayar que "no me iba a jugar la carrera por esto si hubiera sabido que la intención real era contratar a Alemany para elaborar los discursos", tal y como postulan los fiscales anticorrupción.

La inculpada, defendida por el letrado Eduardo Valdivia y para quien la Fiscalía solicita un año y medio de cárcel, manifestó que fue su departamento el que tramitó el expediente tras recibir diversa documentación en la que el precio a abonar al periodista ya le "venía dado", por lo que justificó que no necesitó hacer ningún estudio de mercado al respecto puesto que "todo ya constaba en la documentación".

En cuanto a la declaración de urgencia del expediente de contratación firmada por la entonces vicepresidenta del Gobierno balear y consejera de Relaciones Institucionales, Rosa Estaràs, Linares se desvinculó de la decisión de buscar acortar los plazos de tramitación, lo que a su juicio "vino dado con la decisión de impulsar el expediente".

En este sentido, apuntó, a preguntas del fiscal Carrau, que "no es posible que el expediente fuese ideado a espaldas de Matas", quien "se reunía de forma habitual con Alemany", y aseguró sentirse "engañada" porque el objeto del contrato "no se cumplió". Algo de lo que, manifestó, no se enteró hasta que acudió a declarar durante la instrucción de esta pieza ante el juez José Castro.

  • 1