Deportes

Una auténtica fiesta a ojos de todo el mundo

El primer derbi sevillano en competición europea se vivió con intensidad y dando ejemplo.

el 14 mar 2014 / 00:33 h.

euroderbiSevilla, la sevillista, la bética y la que no es de ninguno de los dos equipos, vivió intensamente el primer derbi europeo de la historia. Mucho se había hablado en las horas previas de proyectar una imagen acorde a lo que se espera, y ésta fue la que el Sevilla, el Betis y sus respectivas aficiones dieron. El Sánchez-Pizjuán fue una auténtica fiesta. Y eso que antes del partido la UEFA impidió que los biris desplegasen el gran tifo que habían preparado por considerarlo “ofensivo”. En el mismo se hacía alusión a la reciente manita endosada al Betis y al 4-0 del último derbi. El tifo tiene una superficie de unos 700 m2 y para su elaboración se habían invertido unos 2.400 euros, recolectados por el grupo a través de donaciones. Un chasco para estos aficionados sevillistas pero que no impidió que, junto al resto de la afición nervionense y la verdiblanca, contribuyesen a convertir el estadio en un verdadero espectáculo a la hora de animar a sus respectivos equipos. Para que no faltara nada, sobre el césped, tanto el Sevilla como el Betis ofrecieron un bonito derbi. La tensión nunca superó los límites y los protagonistas, con su comportamiento, estuvieron siempre a la altura de las circunstancias. Una fiesta, en definitiva, a ojos de todos que dentro de una semana vivirá su segundo y último capítulo.

  • 1