Local

Una aventura cerca de casa

Paint ball, paracaidismo, vuelos en globo, escalada, rápel, tiro con arco... La oferta de turismo activo se ha disparado en el área metropolitana, para completar las posibilidades de ocio sin tener que desplazarse lejos.

el 15 sep 2009 / 16:14 h.

TAGS:

Paint ball, paracaidismo, vuelos en globo, escalada, rápel, tiro con arco... La oferta de turismo activo se ha disparado en el área metropolitana, para completar las posibilidades de ocio sin tener que desplazarse lejos.

Los gimnasios y las opciones para mantenerse en forma se han extendido a las horas de ocio, y cada vez son más las personas que prefieren divertirse en plena naturaleza y realizando todo tipo de acciones, a cual más divertida... y arriesgada. Eso sí, no es imprescindible ser un atleta y las empresas especializadas ofertan propuestas de turismo activo para toda la familia.

El punto de partida suele ser una finca o un cortijo en el que se pueden realizar todo tipo de actividades, aunque también se pueden desplazar los organizadores adonde desee el cliente, si se trata de grupos concertados. "Sevilla es un destino y generalmente nos contratan las agencias de viaje que traen comitivas que pueden ser 50 ingleses, noruegos o un grupo de Madrid", cuenta Manuel Álvarez-Ossorio, gerente de Pinapark.

Las actividades las suelen realizar desde grupos de 4 ó 5 personas, para espeleología o senderismo, por ejemplo; un mínimo de seis, para rutas en quads; y lo que más ha crecido, las despedidas de solteros, con equipos de entre 10 y 20 personas. Su centro de actividades está en la finca El Esparragal, de Gerena, aunque también realizan, por ejemplo, "una yincana cultural en Sevilla para 300 franceses".

La oferta de Overlimit Aventura es similar a la de Pinapark en cuanto a actividades, pero incluye la posibilidad de alojarse en las propias instalaciones de la Dehesa del Campillo, en Aznalcóllar. La empresa no sólo centra sus actividades aquí, sino que diseñan propuestas donde "demandan los clientes", según destaca su gerente, Ignacio Murube. En cuanto al tipo de cliente, "el espectro es de 17 a 40 años, aunque la mayoría tienen entre 25 y 30 años", afirma. En el 90% de las actividades trabajan "con grupos ya hechos y en calendarios de puentes, al que cualquier cliente se puede apuntar".

Otra de las opciones que se puede encontrar en el área metropolitana es el paracaidismo en tándem. En el aeródromo de La Juliana, en Bollullos de la Mitación, tiene su sede la empresa Skydive Spain. Ha estado dedicada especialmente a los turistas británicos pero este año se ha planteado hacer campañas para ganarse a los sevillanos. Para ello han creado una web -www.saltoensevilla.com- en la que los interesados pueden conocer en qué consiste la experiencia y cómo inscribirse.

Su directora de marketing, Ainhoa Boyd, señala que cada día tiene más auge: "Desde la niña que cumple 18 años y que su padre se lo regala a familias completas -el límite está en 65 años- o las despedidas de soltero". Recuerda, por ejemplo, a un futuro novio, cuyos amigos le regalaron el salto, "y después de varias horas esperando se negó a hacerlo".

Pero es una excepción. En este sentido, deja claro que "a 4.500 metros del suelo no hay sensación de peligro, sino la adrenalina de estar en un medio ajeno, como es el aire". Con apenas unos minutos de charla explicativa se puede saltar en tándem y la tarifa, dependiendo del número de personas, oscila entre los 225 euros, entre uno y dos participantes, y los 195, para grupos de más de 10.

Para los más pequeños de la casa, el Centro de Naturaleza La Juliana realiza actividades para que aprendan a respetar y a disfrutar del entorno. Entre sus particularidades se encuentra la posibilidad de caminar entre los árboles de un bosque suspendido, además del tiro con arco, su rocódromo y la tirolina.

Las tarifas para estas actividades dependen del número de personas y de las que se quieran realizar. "Los precios suelen ser económicos para llegar al mayor número de personas posible", afirma el gerente de Pinapark. De este modo, para grupos de más de 20 ó 30 personas, el precio es de seis euros por actividad, mientras que si llegan entre ocho y 10, hay un precio de 50 por cliente para realizar varias propuestas. "Lo normal es media jornada, de 10.30 o 11.00 horas a 14.00, o de 17.00 a 20.00", según su responsable.

Overlimit cuenta con unos paquetes que incluyen alojamiento y actividades. Un ejemplo medio es el que "entra el sábado al mediodía, se hace una actividad y por la noche hay una cena en plena naturaleza con barbacoa y velada nocturna para, a la mañana siguiente, tras el desayuno, atreverse con otra experiencia que pone el punto final a la estancia", según expone su gerente. "El precio, todo incluido, es de 70 euros por persona", apostilla.

En todos los casos los precios incluyen el equipamiento completo para realizar las actividades, además de monitores para cada ejercicio. En el caso del paint ball, lo normal es pagar un precio por las 100 primeras bolas -entre 20 y 23 euros- y posteriormente recargarlo con otras 100 por unos seis euros. Los interesados sólo tienen que poner el cuerpo y las ganas de divertirse, mientras que las empresas -un ejemplo es Paint Ball Dos Hermanas- se encargan del resto del equipo necesario para esta práctica: mono de protección, peto para pecho y espalda, protector para el cuello, guantes para las manos, la pistola marcadora, botella de CO2, cargador VL 200 y máscara de protección con lente anti vaho.

Éstas son sólo una muestra de las miles de actividades que se pueden practicar en plena naturaleza, y nada sedentarias, sin salir del área metropolitana. Una oportunidad de hacer ejercicio, e incluso de volver a la infancia, cuando todo era un juego. Ahora sólo queda cambiar el mando a distancia de la televisión por la diversión compartida con los amigos o la familia.

  • 1