Deportes

Una batalla judicial decidirá si hay Liga

La LFP y el G-6 exponen hoy ante la titular del Juzgado de Primera Instancia 63 de Madrid sus argumentos sobre la huelga. Fernando García Macua, presidente del Athletic, portavoz del G-6. 

el 28 mar 2011 / 20:48 h.

García Macua y Del Nido, unidos por los derechos televisivos.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 63 de Madrid, Purificación Pujol, recibirá hoy en la sala de vistas a los representantes jurídicos de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y al presidente del Athletic, un Fernando García Macua que ejerce de portavoz de los seis clubes de Primera que no apoyan la decisión de secundar el parón liguero del próximo fin de semana: Sevilla, Villarreal, Athletic, Zaragoza, Espanyol y Real Sociedad. La magistrada estima en el auto que "no ha lugar a la adopción de las medidas cautelares" solicitadas por el G-6 sin deducir testimonio a las partes implicadas en el proceso. 

La jueza decidirá mañana si finalmente acepta o desestima las medidas cautelares pedidas por el G-6, que sostiene que el voto de la Asamblea General del pasado 11 de febrero, en el que se aprobó secundar el parón en caso de no registrarse avances significativos en la negociación con el Gobierno y los partidos políticos de la oposición, carece de validez.

El planteamiento inicial de las entidades que apoyan la huelga es derogar la obligación legal de televisar un encuentro en abierto cada jornada en Primera. Las reclamaciones, además, contemplan el retorno que debe recibir el fútbol de la recaudación de la quiniela -10% en la actualidad-, una reclamación que se produce cuando se está tramitando en el parlamento la Ley del Juego.

Según el presidente de la LFP, el partido en abierto, que existe en España desde que fue aprobada la Ley Cascos en 1997, es una expropiación de derechos a los clubes sin contraprestación, que supone unos 150 millones anuales de desviación financiera.

En las reclamaciones del G-6, a las que ha tenido acceso El Correo, se pide a la juez que declare nulo el acuerdo del 11 de febrero y que, de forma cautelar, declare que el documento no sea vinculante para los afiliados de la Liga, sino una propuesta o recomendación colectiva.

Curiosamente, la LFP ya se opuso a un parón similar en enero, impulsado por la AFE debido a los impagos a los jugadores, al alegar que en el calendario no se contemplaban fechas libres con la que poder cerrar la competición. Si al final hubiese huelga, el desenlace de la Liga en Primera se retrasaría tres semanas, del 22 de mayo al 12 de junio, dada la reserva de fechas que existe para la final de la Liga Europa -18 de mayo-, la Champions -28 de mayo- y los envites de la selección -3 al 7 de junio-.

Apoyos

La postura de la LFP será defendida por su bufete de juristas en el Juzgado de Primera Instancia número 63 de Madrid, lugar al que acudirá en calidad de representante legal su presidente, José Luis Astiazarán. El presidente del Athletic, Fernando García Macua, abogado y regente de García Macua-abogados, será el encargado, junto al jurista Fernando Corral, de glosar ante la magistrada la postura del G-6.

Las conversaciones entre los dirigentes de Sevilla, Villarreal, Athletic, Zaragoza, Real Sociedad y Espanyol se sucedieron durante el día de ayer e, incluso, José María Cruz, director general del Sevilla, declinó la idea de viajar hoy a Madrid después de dialogar con el dirigente rojiblanco, que se desplazará a la capital de España junto a Fernando Corral. Corral, abogado y residente en Tudela, es especialista en la administración. 

  • 1