lunes, 18 febrero 2019
18:02
, última actualización

Una ‘bufanda’ de punto para los árboles por Navidad en Camas

La iniciativa busca obtener ropa para los niños más necesitados

el 13 dic 2014 / 12:00 h.

bin_33523940_con_16549418 A dos semanas de que las mesas se llenen de suculentos banquetes para celebrar la Nochebuena, las calles de la provincia se llenan de adornos como preludio de esa noche con tal de abrazar a toda la ciudadanía de ese espíritu navideño. El gracioso y colorido ritmo de las luces, los Reyes Magos trapando y algún que otro «¡oh, oh, oh!» del hombre de rojo son las estampas de estas fechas. Tópicos que se repiten cual estribillo de un villancico, que algunos quieren romper. Véase el caso del Ayuntamiento de Camas, que a través de su Delegación de Cultura, abrigó los árboles de la plaza del Ayuntamiento y de la Nueva Avenida a modo de adorno de Navidad. Cientos de metros de cuadros hechos de punto abrigan desde ayer los troncos de los árboles para «demostrar el amor por la naturaleza», explica uno de los técnicos responsables de la actividad, Raúl Medina. Metros de recuadros de punto con disferentes diseños realizados por las alumnas de talleres de este arte, como las de los talleres culturales, que imparte Francisca Limón. Seis mujeres de este taller, entre otras muchas, han estado tejiendo durante veinte días para poder participar de esta actividad. Trozos que se unieron ayer para abrazar cálidamente a los árboles que a diario conviven con los cameros. Rayas, motivos florales o recuadros lisos conforman, en el caso de esta escuela taller, una gran bufanda de 1,80 metros y 75 centímetros de ancho para abrigar estos árboles. A la vez que se abrigaban a los árboles de la plaza del Ayuntamiento y la Nueva Avenida, la hermandad de la Humillación de Camas aprovechó para conseguir abrigo para los niños más necesitados. Según una de las responsables del ropero social de esta corporación, Pepi López, «siempre se recoge mucha ropa de adultos, pero se precisa mucha ropa de niños, desde que son bebés hasta los 16 años de edad» porque se están quedando «sin existencias». Aunque ayer estaban de puertas para fuera, la hermandad de la Humillación recoge ropa en su sede de la calle Aceituneras todas las tardes de martes a jueves.

  • 1