Local

Una cafetería y veladores coparán parte del futuro Centro Integral de la Bicicleta

La Gerencia de Urbanismo rescata el proyecto para el paseo Catalina de Ribera

el 20 abr 2014 / 22:30 h.

TAGS:

La Gerencia de Urbanismo rescata el proyecto del Centro Integral de la Bicicleta, pensado desde hace años como epicentro para consolidar el uso de este medio de transporte en una ciudad con 160 kilómetros de carriles bici. Esa esencia en parte se mantiene, según recogen los pliegos del proyecto, que hablan de un centro, situado en el Paseo Catalina de Ribera, que informará sobre rutas turísticas en bicicleta por la capital hispalense, organización de cursos y seminarios para fomentar la utilización de este medio de transporte que en los últimos años ha experimentado un gran crecimiento en la ciudad, un punto de alquiler de bicicletas y un autotaller de reparación para que los usuarios puedan hacer pequeñas reparaciones. Pero, dentro de esa oferta, el actual gobierno municipal ha incluido otra más: que buena parte del local –un máximo del 40 por ciento de la planta baja– sea utilizado como cafetería o zona de restauración. bicicletaEl proyecto en sí, de hecho, recoge como requisito que la superficie destinada a cafetería o zona de venta para consumo de bebidas no podrá superar ese 40 por ciento, si bien matiza que ese mismo espacio puede ser utilizado también para la exposición de artículos ligados al mundo de las dos ruedas (revistas, publicaciones o equipamiento, entre otros). Es más, también contempla la posibilidad de ampliar el centro ocupando unas parcelas exteriores que permitirían, entre otras opciones, la colocación de veladores con sillas, mesas y sombrillas, recogidas en los pliegos como «zona de descanso para ciclistas». Tanto los veladores como la construcción de la cafetería, dados a conocer en el último consejo de la Gerencia de Urbanismo, es lo que ha disgustado a la oposición, que cree que con ello se trastoca la filosofía inicial del Centro Integral de la Bicicleta. El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento hispalense, Juan Espadas, recriminó, en primer lugar, la «lentitud» de los trámites en Urbanismo, indicando los «dos años de espera para iniciar los trámites», para después reprochar al Gobierno local del popular Juan Ignacio Zoido que «cambie el proyecto original» para recurrir a «más de lo mismo». «No deja de ser un kiosco bar que no se sale del esquema municipal de centros comerciales y mercados gourmet en un enclave, además, junto al Alcázar», criticó Espadas. El edificio cuenta con una superficie máxima para construir de 483 metros cuadrados y en él se plantea un área de atención al público en el que se informará de la red de carriles bici y rutas posibles; otra área de formación habilitado para la celebración de conferencias y seminarios; un área de servicio gratuito para reparación de bicicletas por los propios usuarios; y un área de alquiler de ciclos. El Centro Integral de la Bicicleta contempla incluso la posibilidad de ver ampliado su espacio, con la utilización de 200 metros cuadrados, en dos parcelas, que podrían usarse para diversos usos. Ahí entra ese uso de la instalación de veladores, pero también para aparcamientos de ciclos de alquiler así como privadas de usuarios del centro, además de una zona de espera para visitas organizadas o guiadas por la ciudad. El proyecto, que es tentador al situarse en un enclave privilegiado de la ciudad, cuenta además con un canon de licitación asequible para las empresas. El plazo de concesión del inmueble será por espacio de 20 años y se establecerá un canon global de 317.265,71 euros, con una carencia de dos años. A partir del tercer año establece un importe fijo de 4.000 euros, que se iría incrementando con unos porcentajes del 20 por ciento hasta el décimo año y del 10 por ciento hasta el final de la concesión, según el proyecto recogido en los pliegos dados a conocer por la Gerencia de Urbanismo.

  • 1