viernes, 14 diciembre 2018
09:00
, última actualización
Economía

Una cama y prácticas para Erasmus

El proyecto Eurasmus, promovido por dos jóvenes sevillanos, queda finalista entre 600 proyectos como mejor web europea 2014.

el 08 nov 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Imagen IMG_9554 copiaweb Se han llevado la medalla de plata en una competición que ha valorado nada menos que 600 proyectos repartidos por la geografía europea. Dos sevillanos, José Antonio Jiménez Lama y Daniel Sánchez, 29 años, están detrás de Eurasmus, una plataforma que ofrece a los estudiantes Erasmus que se mueven por tierras europeas un lugar donde alojarse con garantías y la posibilidad de que encuentren, además, unas prácticas laborales para mejorar currículum y hasta un primer empleo. Acaban de aterrizar procedentes de Dublín, donde el pasado día 3 asistieron a la gala Europioneers, evento en el que se distinguía al mejor emprendedor europeo web 2014, y en el que los sevillanos quedaron finalistas en la categoría de emprendedor web joven. Un prestigioso evento que organiza la Comisión Europea en colaboración con Deloitte, el Foro Europeo de Jóvenes Innovadores y el HUB Institute y que les servirá en su currículum para consolidar un proyecto, que ya está suscitando el interés de los inversores. Imaginen que un joven universitario sevillano se marcha de Erasmus a Berlín. Lo que le ofrece Eurasmus.com es reservar una habitación con la tranquilidad de que su equipo ha comprobado que está todo en orden, que las fotos se corresponden con la realidad, verificación que también efectúan con el propietario. «Lo que hacemos es la gestión de alojamientos para estudiantes y organización de programas de prácticas en empresas y primer empleo», explica uno de los socios fundadores, José Antonio Jiménez Lama. Tanto él como su compañero en este viaje emprendedor –que a estas alturas ya ha conseguido incorporar a un tercer acompañante, que ha invertido 100.000 euros en la iniciativa– decidieron aplicar sus conocimientos y experiencia previa en el sector para facilitar a los universitarios que salen por estudios de su país lo máximo posible estos trámites obligatorios, con la ventaja de llevarlo cerrado todo antes de salir de casa. El proyecto arrancó con una oficina física en las ciudades de Sevilla y Granada, pero en septiembre de 2013 decidieron «dar cobertura a Europa a través de una plataforma on line» con la idea de convertir a Eurasmus en un «punto de encuentro, en una comunidad de estudiantes», que además tiene a su disposición información práctica de las ciudades de destino. Sus opiniones y valoraciones de las estancias son las que alimentan la confianza del resto de usuarios. Imagen DSC_0338 copiaweb Para ello, Jiménez Lama deja muy claro que no cobra nada a los estudiantes ni tampoco a las universidades con las que han firmado acuerdos –en torno a 120 en el último año–, sino que su modelo de negocio reside en la comisión del cinco por ciento que cobran a los propietarios de las habitaciones una vez que los alumnos han confirmado su reserva. «Entendemos que los Erasmus tienen un presupuesto muy ajustado y a ellos nos les cobramos nada, tampoco a las universidades, que solamente asumen, tras conocernos, el compromiso de ayudarnos a difundir quiénes somos y lo que hacemos», incide. Nueve miembros de cinco nacionalidades distintas componen el actual equipo de Eurasmus, que prosigue con su plan de crecimiento desde las instalaciones de El Cubo, en el marco de la iniciativa Andalucia Open Future, impulsada por la Junta y Telefónica. Llegan hasta 21 trabajadores si se suma el personal de las sucursales físicas, explica. El modo de funcionamiento de la plataforma web es sencillo. El propietario de una habitación que quiera alquilarla a un estudiante extranjero –cabe la posibilidad de que, por ejemplo, sea una familia que tenga un cuarto libre y quiera hospedar a un Erasmus– solo tiene que registrarse y publicar su anuncio. «Nosotros verificamos que la habitación existe y que la persona es real», y en el caso de que al llegar surgiera algún inconveniente, Jiménez Lama explica que el pago no se ejecuta hasta 48 horas después de que el alumno haya llegado a su destino, con lo que habría tiempo para bloquearlo si hubiera algún problema, abunda. El feedback es asimismo un puntal en el caso de las prácticas –de las que, asegura, en un 70 o 80 por ciento de los casos «son remuneradas»– para que otros estudiantes se animen a solicitarlas también antes de coger el avión hasta su destino. «Tenemos 60.000 estudiantes que se registran al año» para optar a esta formación práctica en el extranjero, reseña, mientras que en la actualidad son 30.000 las habitaciones que están registradas a lo largo y ancho de Europa, que habitualmente suelen estar en pisos compartidos por estudiantes. Estos jóvenes emprendedores, que comenzaron el camino hace tres años con las oficinas de agencia de primer empleo y prácticas, ya piensan en organizar para los primeros meses de 2015 una segunda ronda para captar inversores –entre 800.000 y 900.000 euros de capital– y se marcan un objetivo de alcanzar para el horizonte de «2016 o 2017» unas 15.000 reservas de alojamiento al semestre.

  • 1