Local

Una campaña municipal insta a no pagar a los gorrillas

La Policía Local ha denunciado desde agosto a 239 aparcacoches ilegales, cinco al día de media

el 07 oct 2011 / 14:17 h.

"Que no te coaccionen, eres libre para aparcar". Este es el lema con el que el Ayuntamiento pretende concienciar a los sevillanos para evitar que paguen a los gorrillas y así ayudar al trabajo que la Policía Local viene desarrollando contra estas personas. De hecho, entre el 18 de agosto y el 6 de octubre los agentes han denunciado a 239 gorrillas en diversas zonas de la ciudad.

La campaña fue presentada ayer por la portavoz de la Policía Local, María Guerrero, en la barriada de Bami, una de las más afectadas por este fenómeno al estar junto al hospital Virgen del Rocío. Guerrero explicó que para concienciar a los ciudadanos se va a comenzar con el reparto de octavillas por esta parte de la ciudad, que es "la zona de los gorrillas por excelencia", aunque no se descarta que se amplíe a otras.

La portavoz policial pidió a los sevillanos colaboración con la Policía Local "para erradicar esta lacra", instándoles a "que no den dinero" por aparcar. Guerrero dijo que comprende que un ciudadano le dé dinero a los gorrillas cuando es coaccionado o amenazado con que su vehículo sufrirá algún tipo de daño si no paga, pero recomendó a los sevillanos que ante este tipo de situaciones avisen a la Policía Local. "Que no teman las amenazas", destacó la portavoz policial, que aseguró que se le está dando prioridad a los avisos por estos hechos y que la presencia policial en las zonas afectadas se ha incrementado.

Como muestra ofreció los datos de denuncias interpuestas a gorrillas desde el 18 de agosto hasta el 6 de octubre, que ascienden a 239. La mayoría de ellas fueron interpuestas en el Distrito Sur, al que pertenece Bami, con 105 denuncias. Le sigue el Distrito Macarena, con 86, una de las zonas también más afectadas, ya que también cuenta con un centro hospitalario. Además de las denuncias, la agente recordó que en algunos casos "se ha llegado a requisar el dinero en efectivo" que en ese momento portara el aparcacoches ilegal, aunque reconoció la dificultad para sancionar a los gorrillas "porque suelen ser insolventes". Aún así, la Delegación de Hacienda cuenta ya con un departamento especial para este asunto.

Guerrero aseguró que la presencia policial está disuadiendo a los gorrillas de Bami. Un espontáneo vecinos corroboró a los periodistas que han notado un descenso, aunque aún "no se ha erradicado el problema". Antonio Núñez, miembro de la junta directiva de Bami Unido, mostró su satisfacción porque "esta Corporación por fin se está ocupando y preocupando del barrio de Bami y del problema".

Sin embargo, insistió en la necesidad de ampliar las medidas, solicitando al Ayuntamiento la instauración de la policía de barrio, pues "hasta que no tengamos un coche patrulla a diario con dos agentes no podremos eliminar el problema", dijo. "Son personas con problemas de drogas, con necesidades que no son normales, y hacen lo que sea con tal de conseguirlo", explicó.

  • 1