jueves, 21 marzo 2019
06:31
, última actualización
Local

Una carroza con bomberos de 1929

En la cabalgata de este año sólo se lo estrenaran seis carrozas y se repetirán 27 del pasado año.

el 29 dic 2009 / 20:49 h.

TAGS:

Este camión utilizado en la exposición de 1929 será una de las grandes atracciones.

Ya vienen los Reyes... y en las antiguas cocheras de Tussam se ultiman los preparativos para que el día 5 de enero todo luzca como tiene que ser. Son días de nervios, montajes y últimos retoques en las 33 carrozas que compondrán el cortejo de la próxima cabalgata de Reyes, que espera volver a llenar de ilusión a los niños y mayores.


Pocas serán las novedades de este año, en una edición marcada por la crisis que hará que sólo se estrenen seis carrozas y que repitan 27 del pasado año. Un hecho que ha agudizado el ingenio de lo responsables del Ateneo para que éstas aparezcan totalmente remozadas. Es el caso de las tres carrozas de los Reyes Magos, que saldrán este año por última vez con la incorporación de una varillas con plumas de colores. No faltarán los rayos láser de Star Wars, la música de Mozart o los villancicos junto a la carroza del Nacimiento, que estrena un nuevo diseño. La novedad la pondrá la presencia de los coches de la Guardia Civil y la Policía Nacional, que tirarán de algunos de los remolques.


Entre las nuevas carrozas destaca un camión de bomberos utilizado durante la exposición de 1929, y que custodiará la unidad del Polígono Sur hasta el mismo día de la Cabalgata. Toda una reliquia con la que el Ateneo quiere agradecer "todo lo que han dado por la Cabalgata en estos años", comentó su director, Juan Ortega. La carroza mantendrá intacta la estructura del camión, con una escalera de madera de tres cuerpos y una campana de bronce cuyo sonido será la diversión de los más pequeños. Una carroza a la que darán vida los hijos de los bomberos, que "irán vestidos con un uniforme no tan espectacular como el de nuestros días, sino de un corte más militar recordando a los que se utilizaban en 1929", explicó Ortega.


Este año la Estrella de la Ilusión no será sólo la carroza que abra el cortejo sino también una de las novedades más espectaculares. A estas alturas ya luce terminada y repleta de caramelos a falta de que los niños se suban en ella. A su lado aguarda ya terminada la carroza que conmemora el centenario del primer vuelo desde Tablada, que irá rematada por un avión situado sobre una nube y en el que irá montada una pequeña piloto. La última novedad será la carroza de la Sevilla histórica, en la que se reproducen monumentos como los Reales Alcázares o la Torre del Oro y que ayer ultimaba su decoración.


Todo un espectáculo visual que aguarda la llegada del día 5 de enero. Una Cabalgata que, finalmente, tirará este año la misma cantidad de caramelos que en la pasada edición. Serán 50.000 kilos que se sumarán a las 80.000 bolsas de chucherías, que incluirán pegatinas de las distintas instituciones colaboradoras.


El Ateneo espera que esa sea la única lluvia que inunde Sevilla el día de la Cabalgata, a pesar de que las previsiones meteorológicas dicen todo lo contrario: anuncian chubascos con un riesgo de precipitaciones del 60%.

  • 1