miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Deportes

Una Copa, dos ciclos y una despedida

El Athletic Club busca hoy en el Vicente Calderón (22.00 horas) un título que refrende el proyecto Bielsa y el Barcelona cerrar con el decimocuarto entorchado la etapa Guardiola. Un partido marcado por la polémica de los previsibles silbidos al himno y al Príncipe Felipe.

el 24 may 2012 / 20:55 h.

TAGS:

El Athletic y el Barcelona, los dos reyes de copas con 23 y 25 títulos, respectivamente, buscarán hoy en la final de esta competición coronar una temporada en la que han sido protagonistas pero sin suficiente recompensa hasta ahora. La despedida de Pep Guardiola como entrenador del Barcelona y las ansias del Athletic por terminar con una sequía de títulos de casi tres décadas, son algunos de los muchos alicientes de este choque que tendrá como escenario el estadio Vicente Calderón de Madrid.

El Athletic Club de Bilbao encara la final con la intención de olvidar el duro varapalo sufrido hace un par de semanas en Bucarest, donde perdió la segunda final europea de su historia, y ganar su primer título desde 1984. El equipo bilbaíno parece que poco a poco ha conseguido superar la tremenda decepción que le supuso fracasar en el segundo intento de abrillantar su exitosa historia en el fútbol español con un torneo continental que le parecía vedado por la evolución del fútbol y su singular filosofía de jugar con futbolistas de la tierra.Esencial en ese sentido ha sido la labor sicológica de su entrenador, Marcelo Bielsa, quien ha convencido a sus jugadores de, entre otras cosas, hascer "de la necesidad virtud" y comportarse como "soldados" dispuestos a "darlo todo" por la causa. El triunfo ante el Barcelona permitiría al Athletic acabar con una segunda decepción consecutiva el inolvidable primer año bajo la batuta del no menos singular técnico argentino; volvería a hacerle sentirse de nuevo el rey de copas que ha sido durante décadas y le facilitaría enormemente el arranque de la próxima temporada. Para conseguir tal objetivo, Bielsa tiene decidido echar mano de su indiscutible equipo de gala. Un once que tuvo en Bucarest el único borrón de entidad en un curso en el que ha llamado la atención con un fútbol de combinaciones, dinámico y atrevido.

La plantilla azulgrana se ha conjurado para brindarle a su técnico un último título, el decimocuarto en cuatro años, y cerrar la exitosa era Guardiola de la misma forma que comenzó: ganando la Copa al Athletic Club. El 13 de mayo de 2009, con Mestalla como escenario, el conjunto azulgrana inició la etapa más gloriosa de su historia goleando al equipo que entonces dirigía Joaquín Caparrós (4-1), tras remontar el gol inicial de Toquero con tantos de Touré Yaya, Messi, Bojan y Xavi. Cuatro años después, la mitad del once que Guardiola alineó en su primera final como técnico no estará en el Calderón: Touré Yaya, Bojan y Samuel Eto'o dejaron el club y Dani Alves y Puyol están lesionados. La de Alves y Puyol no son las únicas bajas que el Barça tiene en defensa, ya que a ambas se suman las de Abidal y Fontàs, además de la del delantero David Villa. Guardiola, por tanto, deberá recomponer la zaga utilizando al joven del filial Martín Montoya para ocupar la plaza de Alves en el lateral derecho. Adriano, quien atraviesa el mejor momento de la temporada, es fijo en el lateral izquierdo, mientras que Piqué y Mascherano formarán en el eje.En el centro del campo, Sergio Busquets será el escudero de Xavi e Iniesta, mientras que Pedro, Cuenca y Tello pugnan por acompañar a Messi y Alexis en la punta de ataque. Aunque tampoco se descarta que Iniesta pueda adelantar su posición, lo que habilitaría la entrada de Thiago o Keita en la medular.

  • 1