Local

Una cuestión de ceros

Resumen en cifras de la concentración de ayer en el Instituto de Idiomas para pedir el B1 gratis: algo más de 40 alumnos, 500 ayudas sin adjudicar y 60.000 estudiantes afectados.

el 21 oct 2014 / 21:24 h.

TAGS:

MANIFESTACION UNIVERSITARIOS Momento de la concentración de los representantes de estudiantes a las puertas del Instituto de Idiomas. / josé luis montero La Universidad de Sevilla da un dato: de las 600 ayudas previstas para estudiar el B1 gratuito, 500 se quedaron el año pasado sin adjudicar porque ningún estudiante las solicitó. Y otra cifra más: de los 9.032 estudiantes que están en cuarto de grado o tienen el grueso de asignaturas en este curso (y están por tanto en la recta final de sus estudios)sólo un 8 por ciento tiene acreditado oficialmente el nivel de idiomas necesario. Pese a estos dos datos y aunque en la concentración convocada por el Movimiento de AcciónEstudiantil (MAE)en la sede del Instituto de Idiomas para exigir el B1 gratuito tan sólo se concentraron algo más de 40 estudiantes, la portavoz del MAE, María Caballero, confió en que la de ayer fuera la protesta con la que llamar la atención de la comunidad estudiantil. «Hemos sido pocos, sí, pero el balance es positivo. Con el paseo que nos hemos dado por el campus de Reina Mercedes en hora punta, muchos compañeros se nos han acercado y se han interesado por el problema», explicó en declaraciones a este periódico. Pero las preguntas son obligadas: ¿saben los estudiantes que existen ayudas para cursar el B1 gratis? ¿Saben los universitarios que deben acreditar un nivel de idiomas si quieren graduarse y obtener su ítulo? ¿Por qué hay tantos en cuarto de grado sin que lo hayan hecho? Trasladadas estas preguntas a la portavoz del MAE, estudiante de la Facultad de Comunicación, su respuesta es sincera: «Yo, que formo además parte de la Delegación de Alumnos de mi centro, desconocía estas ayudas. No han recibido la publicidad necesaria. En cualquier caso –apostilló–, no queremos 600 ayudas, queremos un B1 gratuito para los 60.000 estudiantes de la Universidad de Sevilla y para los de la Olavide (10.000)». El B1 gratuito es, pues, una cuestión de ceros. De muchos ceros que tendrían que salir de las mermadas arcas de la Junta. La portavoz del MAE recalcó que la acreditación del idioma es una «imposición» del Plan Bolonia. Al ser una «obligación», tanto el MAE como el Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla entienden que la acreditación debería ser tratada como una asignatura más del grado. Nueva pregunta: si las asignaturas se pagan en la matrícula, ¿por qué no costear esto aunque sea a precios públicos? Respuesta de Caballero: cuando se implantó Bolonia se prometió a los estudiantes que la «obligación extra» del idioma «no tendría coste» para ellos. Con estos precedentes, los estudiantes ven más que legítimo reivindicar un B1 gratuito del que, por cierto, disfrutan en la Universidad de Cádiz después de que su equipo de Gobierno se saltara, por motivos electorales, el acuerdo alcanzando en el seno del Consejo Andaluz de Universidades. En las siguientes semanas, los grupos de base del MAEdefinirán las próximas protestas. La Junta fue la que instó a todas las universidades públicas andaluzas a fijar un precio de las pruebas de acreditación único y homogéneo con el de las escuelas oficiales de idiomas. La horquilla del precio del examen que planteó oscilaba entre los 52,09 a los 71,83 euros. La Universidad de Sevilla ha fijado para este curso 2014/2015 un precio de 52,09 euros por el examen y la expedición del título. Esto supone que las tasas han subido 9,59 euros. En el caso de la Olavide, la tasa fijada es de 62,50 euros, precio que incluye matrícula del examen, posibilidad de hacer el examen completo (las cuatro partes de las que consta) y expedición de un título con validez internacional certificada por organismos competentes. Estos precios son los del examen de acreditación. El alumno puede presentarse a una prueba de nivel y, si lo acredita, presentarse directamente al citado examen; o bien prepararse para éste en un curso o intensivo u ordinario. El precio varía. En la Olavide, el curso anual cuesta 295 euros a los alumnos de la citada universidad; 144, si se trata de uno intensivo. En Sevilla, el MAE denuncia que el curso en el Instituto de Idiomas cuesta 168 euros más los 18 de la prueba de acceso.

  • 1