Economía

Una de cada cuatro empresas de la región andaluza es morosa

Los impagos declarados superaron los 12.000 millones el pasado año.

el 28 mar 2011 / 20:41 h.

Una de cada cuatro empresas andaluzas (concretamente el 22,5%) era morosa en 2010, mientras que la deuda pendiente media declarada de cada firma ascendió a los 90.968 euros, según se desprende del Índice de Morosidad Asnef-Equifax (IMAE).

Se trata de uno de los porcentajes más elevados registrados en todo el país, sólo superado por Canarias, Murcia y la Comunidad Valenciana. En cualquier caso, la morosidad media fue más alta en otras regiones, como Madrid, donde se superó los 160.000 euros.

Además, si se tienen en cuenta a las personas físicas aparte de a las empresas, Andalucía fue una de las comunidades españolas con más morosidad declarada en 2010, ya que superó los 12.000 millones de euros el pasado año, cifra equivalente al 8,4% del Producto Interior Bruto (PIB) regional.

De hecho, sólo fue superada por Madrid (con 14.286 millones) y Cataluña (13.668). Así, estas tres comunidades, unidas a la Valenciana, aglutinaron el 70% de la morosidad registrada el pasado ejercicio.

La deuda media declarada de las personas físicas en la comunidad fue de casi 10.000 euros, por lo que se situó por debajo de la española, que fue de 10.757 euros. En este caso, Madrid y Cataluña ocuparon los puestos de cabeza al superar los 12.000 euros.

En lo que respecta a la relación entre la mora per cápita y la renta por habitante, el montante se situó en el 84% en Andalucía, esto es, el peso que tienen los 10.000 euros de media de la deuda en el PIB per cápita de la comunidad.

A nivel nacional, la morosidad se situó por encima de los 70.000 millones de euros en 2010, un 34,3% más que al cierre del ejercicio anterior, y alcanzó así el valor máximo registrado desde 1994, en base a las cantidades declaradas al Bureau de Crédito de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros (Asnef).

La organización subrayó que el año pasado se cerró con un volumen de operaciones impagadas de más de 8,5 millones, correspondientes a más de cuatro millones de morosos en el país, de los que 300.000 eran empresas y el resto personas físicas, el 70% españolas y el resto extranjeras.

Asimismo, el índice muestra cómo el 46% de las operaciones declaradas se encontraba en situación amistosa, mientras que un 11% estaba en situación prejudicial y un 43% en situación judicial. Además, de estas últimas un 18% fueron fallidas, un 10% estaban en proceso concursal y un 14% se encontraban en proceso judicial.

Para Alfonso Higueras, director general de Equifax Ibérica, "los datos del IMAE 2010 ponen de manifiesto la dureza de la crisis económica que padecemos y las enormes dificultades con que se encuentran empresas, autónomos y familias tanto a la hora de hacer frente a sus pagos como a la hora de acceder al crédito".

  • 1