Local

Una de gripe

Ojú Font que antiguo eres. ¿Ahoras vas a salor con la gripe? Pues si no tengo más remedio que apuntar una de las cosas más de moda que hay, por lo menos en Sevilla, en el año 2008, a saber: la dichosa gripe.

el 14 sep 2009 / 22:17 h.

Ojú Font que antiguo eres. ¿Ahoras vas a salor con la gripe? Pues si no tengo más remedio que apuntar una de las cosas más de moda que hay, por lo menos en Sevilla, en el año 2008, a saber: la dichosa gripe. No conozco una sola familia (tradicional, monoparental, banlú, esquimal, india o mexicana -¿se acuerdan de los naipes aquellos?-) en la que uno de los miembros de la misma no haya caído en la muy inicua y lesiva gripe.

Los pañuelos, los antitérmicos, los relajantes, los expectorantes, los antihistamínicos y, por supuesto, los analgésicos se han consumido más estas Pascuas que los mantecados de la tía Mercedes, los mejores del mundo hechos a mano. En fin señores, que ojalá pase prontito la asquerosa plaga, porque una Cuaresma con gripe, con la cantidad de cosas a las que hay que ir, es ya lo peor que nos puede pasar, o lo que es lo mismo, eso sí que es mortificación y sacrificio.

Remedios extramedicinales? Pues hay, hay bastantes. A saber: mucha casita (salir poco), mucha televisión en el sofá (nada de cambiar roperos o arreglar estanterías), jamón de pata negra (ya lo dice el refrán: cuando el pobre come jamón o está malo el pobre o lo está el jamón). Y esto es lo principal para los que tenemos que trabajar para comer, después del trabajo inmediatamente a casa. Nada de reuniones de hermandades, de caseta y copias callejeras.

José María Font Ortiz es abogado

  • 1