Cultura

Una de ‘jingles’ medievales

El veterano conjunto Artefactum, que celebra en 2014 su XX aniversario, ofrece esta noche su ya clásico lúdico recital de estas fechas con nuevas piezas y una plantilla de goliardos renovada

el 18 dic 2013 / 23:50 h.

TAGS:

artefactumLos psicólogos lo saben mejor que nadie:por estas fechas las consultas se llenan de pacientes que ven en una zambomba y una pandereta un enemigo sonoro mayor que un recital de uñas de Freddy Krueger a dúo con su hermano bastardo. Muerte a Gatatumba con sus panderos y sus sonajas, que no, que la vieja ya no va a venir y en el río el último pez que bebió se quedó pajarito por culpa del uranio radiactivo. Agua pasada. En el siglo XII se lo montaban mejor, sin tanta mercadotecnia allá que andurreaban los goliardos con sus cornamusas, zanfoñas y panderos hilvananando temas que hoy, en pleno siglo XXI, nos suenan a néctar de ambrosía, a puro goce y regocijo invernal.

Los músicos de Artefactum lo saben, que para estar a las puertas de su XXaniversario de tontos no tienen un pelo. Y la FundaciónCajasol, con la percha del Ciclo Cita con las Músicas, les abre hoy las puertas (21.00 horas, entradas a diez euros) para que alguien ponga un poco de cordura lúdica e intelectual –que no han de andar siempre a la pelea ambos términos, mire usted– con el tradicional Concierto (medieval) de Navidad.

artefactum-portadaSu fundador, Álvaro Garrido, cuenta que “un programa de estas características supuso en su momento [van por el cuarto] todo un reto”:“No existía un repertorio como tal, pero sí que fuimos rastreando la pista de algunas piezas que, de una manera u otra, se refieren a la Navidad”.

Alfonso X les alumbró con un catálogo generosísimo en número de obras. Su Cantiga Nº 424 ‘Pois que dos Reis’ “habla de los Reyes Magos y de los presentes que llevaron al niño” y tiene, en Artefactum y en la voz de su integrante, Alberto Barea, uno de sus más elegantes intérpretes. Tanto es así que el espíritu del monarca sobrevuela el escenario cada vez que abordan la pieza. Entornen la mirada hacia lo alto esta noche, verán como aciertan a verlo. Todo aqueste en el mundo deberia loar la virginidad de Santa María es otro de los hits del rey sabio, “y una de las últimas diez cantigas que se descubrieron de su autoría”, apunta Barea.

De acuerdo que vérselas con estos pentagramas no es comparable a tener por delante las Sonatas de Pierre Boulez, pero un tema como The Salutation Carol, tradicional inglés, pone a Artefactum en el brete: o aquello sale tan bien que hacen levitar al respetable o, al menor desliz, mejor irse a ver el mapping. Otra joya, el Laudario di Cortona, manuscrito del siglo XIII en lengua vernácula, es uno más de los tesoros a los que acude la formación para devolver a la vida gemas musicales de la época de Schrek.

En formación de sexteto instrumental y contando con un pequeño coro –que se configura a su vez como un cuerpo estable de Artefactum– el concierto “que trata de acercar lo máximo posible la música al espectador de una manera popular”, enfatiza Garrido, inaugura los fastos del XXaniversario del grupo. Y aunque no se puedan permitir tirar el castillo por las aspilleras (o con el modo medieval en off; la casa por la ventana), Artefactum se hará notar a lo largo de 2014. Estarán en la Muestra de Música Antigua de la Universidad Hispalense (MAUS) el 14 de febrero y darán dos conciertos en el Festival de Música Antigua (uno en compañía de la soprano Patrizia Bovi y otro en clave canalla, Artefactum in Black).“Además planeamos grabar dos discos, uno de ellos centrado en el repertorio navideño”, anuncia el creador del incombustible grupo sevillano, Álvaro Garrido (por sus panderos le reconocerán).

Concierto de Navidad sin villancicos stricto sensu (que estos se inventaron propiamente en el Renacimiento) pero con mucho más encanto que un recital de renos lapones, lo de esta noche es para no perdérselo. Los citados Barea y Garrido más José Manuel Vaquero, Paula Brieba, Carmen Hidalgo e Ignacio Gil deben estar ya, a estas horas, calentando sus vetustos instrumentos. Si se lo pierde el 18 de diciembre de 2014 lo repiten.

  • 1