Una de piratas bajo la batuta

25 centros escolares y conservatorios de una quincena de municipios participan en el Proyecto Luna de educación musical

el 15 may 2014 / 22:57 h.

Pedro Vázquez dirigiendo uno de los ensayos con los más de mil músicos y cantantes del coro. Pedro Vázquez dirigiendo uno de los ensayos con los más de mil músicos y cantantes del coro. Las historias de piratas también se cuentan en pentagramas. Al menos así lo pretende el Proyecto Luna. Con la intención de darle una vuelta al actual sistema de aprendizaje musical, el promotor de este proyecto y director de la Orquesta Sinfónica Joven del Aljarafe, Pedro Vázquez, pretende que los jóvenes educandos y los escolares asimilen los conceptos musicales desde la práctica y no tanto desde el solfeo, «que para los niños suele ser tedioso», apuntaba ayer durante la presentación de este proyecto en la Casa de la Provincia en la que también estuvo presente el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos. Un total de 25 centros, entre los que se encuentran tanto colegios de educación infantil y primaria como conservatorios y escuelas municipales de música, de cerca de una quincena de municipios como Arahal, Bormujos, Coria del Río, Mairena del Aljarafe, Montequinto, La Puebla del Río, San José de la Rinconada, Sanlúcar la Mayor, capital hispalense, Dos Hermanas, Osuna, Tomares y Palomares del Río participan en este proyecto. Un apuesta que pretende, según Vázquez, «cambiar la filosofía ante la falta de atención que muchos niños tienen debido a las nuevas tecnologías». «¿Cómo le digo a un niño de ocho años que vaya al conservatorio a aprender lenguaje musical cuando tiene una aplicación en la tablet que le enseña?», sostiene el director de orquesta. De ahí que, teniendo en cuenta que las grandes obras están escritas por contemporáneos como Beethoven y enmarcadas en el siglo XIX «donde no había tablets», Vázquez en colaboración con más de una veintena de profesores de toda la provincia intenten devolver la ilusión a los educandos y a futuros músicos delante de las partituras y viviendo desde la orquesta las notas. Pero no hay música sin compositor. Y en este caso el responsable de las partituras es Rafael Cañete. Este violinista no sólo ha compuesto una obra para interpretar, sino que en los pentagramas ha intercalado recursos para que durante los ensayos los jóvenes aprendan de la variedad musical. A toda vela es la obra que cuenta las aventuras del pirata Morgan donde no sólo uno se puede dejar llevar por las mareas del océano, sino que también se puede sentir inmerso en una tribu india, tal y como demostró ayer una de las jóvenes violinistas que participan en el proyecto, María Oliva, quien, acompañada por su profesora de música del Conservatorio Elemental de Música de Dos Hermanas y coordinadora del Proyecto Luna, María del Carmen Rodríguez, interpretaron la ilusión con la que participan en el Proyecto Luna. Los progresos de este nuevo sistema educativo, que aunque cuenta con el apoyo de Diputación no tiene todavía respuesta desde la Consejería de Educación, se podrán escuchar el próximo 12 de junio en el Auditorio Rocío Jurado de la capital hispalense. Más de mil niños, 250 en la orquesta que dirigirá Pedro Vázquez y más de 800 voces de los coros creados en los colegios, que cantarán las letras de Gabriel Vicente, dirigidos todos por Pedro Vázquez, contarán las aventuras del pirata Morgan.

  • 1