domingo, 16 diciembre 2018
06:20
, última actualización

Una decena de afectados por la riada de Écija reclamarán en el juzgado

La denuncia va contra el Ayuntamiento, la Junta y el Estado por tener responsabilidad compartida.

el 04 dic 2011 / 19:43 h.

Alrededor de diez afectados por las inundaciones que anegaron Écija hasta seis veces a finales del año pasado presentarán hoy reclamaciones administrativas por los perjuicios derivados de las mismas y lo que consideran una mala gestión del problema por parte de las diferentes administraciones.

Así lo ha indicado el abogado de estos vecinos, Fernando Osuna, que señala que la reclamación se dirige contra tres administraciones: el Ayuntamiento de Écija, la Junta de Andalucía y el Estado, puesto que "la responsabilidad puede ser compartida, ya que tanta culpa tiene una administración como las otras".

Para el letrado ecijano, "es evidente que el Ayuntamiento debe responder de las crecidas del arroyo Argamasilla, que es de su competencia". Este afluente del río Genil fue responsable de, al menos, cinco de las seis inundaciones de hace un año, al desbordarse y anegar varios barrios.

A las otras dos administraciones les atribuye Fernando Osuna la responsabilidad en los desembalses que considera que se hicieron en fechas cercanas a las inundaciones y, por eso, dirige la reclamación "contra la Agencia Andaluza del Agua y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir " por unos desembalses que empeoraron la situación de la ciudad, según Osuna.

"El desembalse fue bastante torpe y desafortunado en una época en la que empezó a llover con mucha contundencia", expone el letrado, que añade que concurrieron una serie de circunstancias que desembocaron en el desbordamiento del arroyo Argamasilla.

El abogado de los afectados señala que "ha habido muchos problemas relacionados con la documentación" para presentar la reclamación, "que se ha encarecido mucho con los peritajes y los estudios técnicos que aportamos a la reclamación" y que han provocado que muchos damnificados se hayan descolgado a última hora de la reclamación por no poder asumir el coste del litigio.

Sin embargo, Osuna espera que más afectados se sumen en próximas fechas a la reclamación, para la que se establece un plazo de un año desde las inundaciones, que tuvieron lugar la madrugada del 6 al 7 de diciembre de 2010, cuando Écija amaneció anegada.

El abogado entiende, no obstante, que el plazo es flexible "porque ¿cuándo se considera que se vio afectado un vecino, en la primera de las seis inundaciones o en la última, que tuvo lugar el 31 de diciembre pasado?", estima Fernando Osuna.

En efecto, Écija sufrió media docena de inundaciones en tres semanas, y el abogado de los afectados explica que, en sus peticiones, se harán constar los daños psicológicos y morales, detallando que todavía "hay gente que no duerme bien", así como el lucro cesante que supone vivir en inmuebles "depreciados" por el hecho de estar construidos sobre zonas inundables.

Si la respuesta a la demanda fuera negativa o no resultara satisfactoria para los afectados, el letrado no descarta recurrir a la vía judicial a través de lo contencioso-administrativo.

Ante la desgracia que se vivió el año pasado, ya se han adoptado medidas para evitar nuevas inundaciones. El alcalde astigitano, Ricardo Gil-Toresano (PP), cree que "si hay algún peligro de inundaciones en Écija, vendría por la crecida del río Genil", que el regidor considera que se debe dragar en el tramo entre el Puente Romano y el Puente de Hierro, un trabajo que, según el regidor, lo debería realizar la Junta de Andalucía.

  • 1