Local

Una decena de municipios carece todavía de planes de accesibilidad

La ausencia de barreras arquitectónicas para que todos los ciudadanos puedan desenvolverse sin dificultad es todavía una quimera. Sólo en la Gran Sevilla, englobada por 46 municipios, hay una decena de poblaciones que en 2007 carecían de un plan de accesibilidad, según datos de la Delegación Provincial de Bienestar Social.

el 15 sep 2009 / 08:41 h.

TAGS:

La ausencia de barreras arquitectónicas para que todos los ciudadanos puedan desenvolverse sin dificultad es todavía una quimera. Sólo en la Gran Sevilla, englobada por 46 municipios, hay una decena de poblaciones que en 2007 carecían de un plan de accesibilidad, según datos de la Delegación Provincial de Bienestar Social.

De todos modos, aunque los planes de accesibilidad son un paso adelante y son obligatorios por ley, no son la solución total al problema porque para un invidente, una persona que necesita una silla de ruedas para desplazarse o un ciudadano con movilidad reducida, por ejemplo, cualquier obstáculo por insignificante que parezca le puede hacer la vida imposible.

Para que esta situación mejore la Junta de Andalucía puso en marcha las oficinas de accesibilidad, donde se ofrece asesoramiento con técnicos especializados a todas aquellas personas, instituciones, empresas o colectivos interesados en eliminar cualquier tipo de barrera arquitectónica, como está previsto en el Plan de Acción Integral para las Personas con Discapacidad de Andalucía.

En la oficina que está abierta en Sevilla trabajan tres técnicos, dos arquitectos y un trabajador social. Prestan asistencia y también están elaborando un mapa de recursos de accesibilidad en el transporte público. En él se recogerán todos los servicios que están a disposición de las personas con movilidad reducida o con algún tipo de discapacidad, con el objetivo de que puedan viajar.

Por otro lado, hay que tener en cuenta las subvenciones que se conceden para hacer las ciudades más habitables. Hasta el año pasado 76 municipios de Sevilla recibieron subvenciones por un importe de 1.143.700 euros para adaptar sus calles y edificios.

El resto, a pesar del apoyo que están teniendo, en 2007 no se habían subido del todo al carro de la eliminación de barreras arquitectónicas. De ellos, 10 están ubicados en el área metropolitana: Bormujos, Brenes, Carmona, Castilleja de Guzmán, Dos Hermanas, Gelves, Mairena del Aljarafe, Palomares del Río, Salteras y San Juan de Aznalfarache, según los datos aportados por Bienestar Social.

Junto con este apoyo económico y técnico, las poblaciones más pequeñas también tienen el respaldo de la Diputación de Sevilla, que con las subvenciones que facilita Bienestar Social elabora lo s planes de accesibilidad a los municipios de menores dimensiones que así lo reclaman.

Por otra parte, las administraciones locales pueden contar con la ayuda de la fundación ONCE para adaptarse. Entre sus más fieles clientes se encuentra la ciudad de Utrera. En 2006 el Ayuntamiento de Utrera recibió poco más de 199.000 euros para elaborar un plan especial de actuación para la accesibilidad y para ejecutar obras como construir rampas en la barriada El Tinte y proceder a la sonorización de los semáforos.

Del mismo modo, el año pasado percibió otros cerca de 248.000 euros para adaptar varios puntos de la ciudad, entre ellos el acceso al porche de la parroquia de Santa María, y la puesta en marcha de un servicio de taxis accesibles.

Pero no sólo Utrera se ha acercado a la ONCE. Municipios como La Puebla de Cazalla, Arahal, Los Palacios y Villafranca, Sanlúcar la Mayor y Las Navas de Concepción también recibieron ayudas en 2006 y 2007. Hay que sumarles instituciones como la Universidad de Sevilla y la fundación Sevilla FC, según datos de la ONCE.

  • 1