Local

Una décima alumna niega el acoso a un compañero para lograr 1.250 euros

Al igual que sus compañeros, que declararon en septiembre pasado, la chica ha negado haber coaccionado al denunciante y ha afirmado que él pagaba voluntariamente todas las consumiciones que hacía el grupo.

el 16 oct 2009 / 14:47 h.

TAGS:

La Fiscalía de Menores de Sevilla ha tomado hoy declaración a una joven de 17 años, que al igual que sus nueve compañeros de instituto ha negado haber coaccionado a otro alumno hasta conseguir de él 1.250 euros que cogía de la caja fuerte de su padre.

Fuentes del caso han informado a Efe de que la joven ha reconocido haber enviado un mensaje SMS a su compañero pidiéndole 500  euros,  pero el afectado no llegó a entregarle dicha cantidad ni se la cogió a su padre.

Esta joven, única mujer del grupo, ha cerrado hoy la ronda de comparecencias de los diez alumnos de un instituto del barrio sevillano de Triana que han sido acusados por la Fiscalía de coaccionar a un compañero de clase, al que llamaban "gordo" y "gafotas" y amenazaban con "darle una paliza".

Al igual que sus compañeros, que declararon en septiembre pasado, la chica ha negado haber coaccionado al denunciante y ha afirmado que él pagaba voluntariamente todas las consumiciones que hacía el grupo.

El joven denunció que desde febrero de 2009 unos quince compañeros de clase le habían venido insultando y vejando, escupiéndole en la ropa, dándole collejas y "mofándose de él en todo momento".

Más adelante las burlas "se transformaron en amenazas en el sentido de que le iban a dar una paliza y a matar si no les entregaba dinero", según la denuncia presentada por el menor y su madre en Comisaría.

Por ello, aprovechando la ausencia de sus padres, el denunciante sustrajo de la caja fuerte familiar distintas cantidades de 250, 150, 100 y 70 euros que entregó a los acusados, hasta totalizar 1.250 euros, "todo ello bajo la amenaza de que, si no se lo daba, vendrían con amigos a pegarle".

La denuncia de la madre añadía que la noche del 9 al 10 de febrero pasado, la Policía Local sevillana le informó de que a su hijo le había pegado tres jóvenes, aunque ninguno de los acusados, a las puertas de su mismo instituto.

Las comparecencias por este caso se cerrarán el próximo día 28 con un testigo que, presuntamente, ratificará que el denunciante invitaba de manera voluntaria a sus compañeros "porque no tenía amigos" y "como una forma de ganar voluntades", según la defensa.

El denunciante, según esta versión, presumía ante sus compañeros de tener la llave de la caja fuerte de su padre y no denunció los hechos hasta que éste descubrió que le habían estado sustrayendo dinero.

  • 1