Local

Una empresa denuncia fraude en el contrato de las pistas de la Davis

Impersport lleva al juzgado a Zoido y Escañuela por irregularidades en la adjudicación de las obras a otra entidad.

el 18 nov 2011 / 14:36 h.

TAGS:

Operarios trabajan en la instalación de la cubierta del Estado Olímpico que albergará la final.

La empresa Impersport ha presentado una denuncia contra responsables municipales -con el alcalde, Juan Ignacio Zoido, a la cabeza-, el presidente y el director general de la Federación Española de Tenis, José Luis Escañuela y Marcos Romagosa respectivamente, y la empresa Greenset (administrada por el tenista Javier Sánchez Vicario) por presuntos delitos de prevaricación, cohecho y tráfico de influencias en la adjudicación a esta última de la construcción de las pistas para la final de la Copa Davis, que se celebrará del 2 al 4 de diciembre en el Estadio Olímpico.

En su denuncia, fechada el 10 de noviembre y presentada al día siguiente ante el juzgado número 2 de Sevilla, Impersport relata que el 26 de octubre concertó por "correo electrónico" un "presupuesto-contrato" con el coordinador general de la Copa Davis, Fernando Borges, del Instituto Municipal de Deportes (IMD), para realizar los trabajos por 127.500 euros en base a la recomendación de la Federación de Tenis incluida en el protocolo de colaboración suscrito por la misma con el Ayuntamiento como condición para que Sevilla albergara la final. El protocolo en cuestión no recomienda sino que impone que la construcción de las pistas "será realizada por la empresa Impersport o aquella otra que designe la RFET". El Ayuntamiento niega que el documento de Impersport sea un contrato sino "un presupuesto" que "no otorga derecho alguno" a dicha empresa y al que da el visto bueno por cumplir los requisitos pero que "deberá someterse posteriormente a su aprobación por parte del órgano de contratación".

Según la denuncia de Impersport, a la que tuvo acceso este periódico, este "presupuesto-contrato" fijaba también los plazos para el pago a la empresa y la fecha de inicio de las obras, el 7 de noviembre. Pese a que el primer plazo del pago no se cumplió, y tras el compromiso telefónico del IMD de abonar los dos primeros al comienzo de las obras, Impersport desplazó a sus operarios al Olímpico el día 7 a las 8.00 horas pero a las 12.00 se impidió la entrada a la maquinaria pesada, por lo que la empresa contactó con Borges.

Éste les informó de que la Federación había cambiado las condiciones de contratación al haber otra empresa que podía hacer las obras, Greenset, "y que el Ayuntamiento debería de ceñirse en su elección a un criterio exclusivamente económico". Así, se instó a Impersport a presentar una propuesta inferior a los 115.000 euros que ofrecía Greenset.

La empresa la envió ese mismo día por e-mail a Borges y a última hora de la tarde el IMD le comunicó que se encargarían de las obras y que debían comenzar al día siguiente.
concurso. Pero el día 8 de noviembre por la mañana, primero por teléfono y luego por e-mail, les informan de que se va a convocar un "concurso público" y que el plazo para presentar propuestas expira a las 17.00 horas de ese mismo día, aunque en otro e-mail posterior se amplía a las 19.00 horas porque a la otra empresa no le daba tiempo.

Impersport alega que presentó a tiempo en el Registro General del Ayuntamiento su "tercera" propuesta por 94.580,60 euros y que la "funcionaria" del mismo "confirmó que allí no había llegado más propuesta que la nuestra". A las 20.00 horas les comunican "telefónicamente" que son los adjudicatarios, decisión que Borges les ratifica al día siguiente a las 10.00 horas a la espera de que la Federación respondiera si tenía alguna alegación. A las 12.00 les vuelven a ratificar que son los adjudicatarios pero a las 14.00 horas "se nos informa de que el alcalde ha hablado con el señor Romagosa y con el presidente de la RFET" que "insisten en que las obras sean realizadas por Greenspet", y "ante la gravedad de los hechos" desde el IMD les instan a denunciarlo. El día 10, Borges confirma "telefónicamente" que finalmente Greenspet iniciaría las obras al día siguiente "tratándose de una imposición del alcalde".

El Consistorio afirma que la única oferta registrada por Impersport asciende a 127.000 euros frente a la de Greenset que hacía las obras por 112.000 por lo que "la RFET se decantó por la que ofertaba la propuesta más económica". Fuentes municipales también insistieron en que la decisión sobre la contratación, así como la redacción del pliego de condiciones, corresponde a la Federación, limitándose el Ayuntamiento a recepcionar la documentación de las ofertas y a asumir el coste de las obras.

Impersport es la empresa que construyó las pistas para las semifinales de la Davis en Córdoba. Se trata de una empresa que tradicionalmente ha sido patrocinadora de la Federación de Tenis y que arrastra un conflicto con ésta en los últimos meses a raíz del impago de dinero del contrato de patrocinio. La RFET rehusó hacer declaraciones mientras que desde Greenset -que ha instalado las pistas en el Máster de Londres-, Javier Sánchez Vicario se mostró "tranquilo porque hemos cumplido las normas para ser elegidos". Ni Greenset ni el Ayuntamiento han recibido aún notificación de la denuncia.

  • 1