Economía

Una empresaria protesta 78 días seguidos ante Obras Públicas por los impagos a su compañía

María Jesús Horcas acude día tras día para cobrar lo que ha "trabajado".

el 21 ene 2011 / 18:11 h.

Comenzó manifestándose junto con sus padres contra los impagos a su compañía hace exactamente 78 días, y nadie la ha recibido aún. Esta es la situación de María Jesús Horcas, ingeniera de caminos, canales y puertos y propietaria de la empresa Procasur 2005 S.L., una compañía que en febrero de 2009 firmó un acuerdo como subcontratista de una UTE (Unión Temporal de Empresas) encargada de realizar las obras de un tramo del AVE Sevilla-Granada.

"A finales de agosto el jefe de obras me entregó, para que yo firmara, un documento redactado por ellos en el que ponía que ambas partes estábamos de acuerdo en parar la producción". "Yo me negué, porque tenía que realizar otros trabajos que nada tenían que ver con los túneles". "Esta situación se produjo porque ellos no tenían terminado su trabajo de cimentación", afirma Horcas.

A pesar de este incidente, la empresa de María Jesús decidió seguir con el trabajo dispuesto, con la esperanza puesta en que todo se arreglaría. "Yo tenía la fecha final del contrato el 26 de febrero de 2010. Día que te pasas de la fecha, día que te penalizan económicamente". "Yo les dije hasta por burofax que me ampliaran el plazo de entrega, y que con el resto ya nos pondríamos de acuerdo. También les dije que se pusieran al día con los pagos"comenta la afectada.

Tras la rescisión del contrato, María Jesús se transladó a protestar a las puertas de las oficinas de la UTE Santa Ana. Las presiones, sin embargo, no dieron sus frutos. "El gerente de la obra salía, me miraba, se reía, y volvía a entrar"."En noviembre tuvimos una reunión el que me dijeron que me rescindían el contrato por gilipollas (sic). Yo me levanté y me fui".

Dada la situación, Horcas decidió manifestarse ante las puertas de la Consejería de Obras Públicas. "La Junta es la dueña de la empresa y por lo tanto, máxima responsable civil subsidiaria". "Vine con la intención de que me atendiera Rosa Aguilar [ex consejera de Obras Públicas y actual ministra de Medio Ambiente], y aquí sigo" declara la afectada.

"Con la demanda en la mano me dirigí a la consejería y me dijeron que ya no podían hacer nada, que estaba en manos de la justicia y que tendría que esperar".

María Jesús lamenta el estado en el que actualmente se encuentra su familia."Estoy en la ruina. Hace meses, UTE Santa Ana fue llamando a todos mis acreedores, diciéndoles: ¿Qué te debe Procasur? Demándalos, que si no, no cobras". "Todos me han denunciado y me han embargado tanto la facturación como la maquinaria"."No tenemos ni para comer, estamos recibiendo ayuda humanitaria".

Horcas denuncia que la UTE Santa Ana le debe actualmente 780.000 euros, a lo que habría que sumarle la indemnización por daños y perjuicios. 

A pesar de las circunstancias, María Jesús sigue a las puertas de la consejería, con la esperanza de que algún día le paguen lo que es suyo.  "Todos los días paso por el registro para pedirle una reunión a la consejera, pero no quiere atendernos" ."El primer día estuvo aquí, le pedimos una reunión y su contestación fue: 'pronto'. Llevamos aquí 78 días".

  • 1