Economía

Una ‘enmienda’ a la totalidad

CCOO y UGT envían a Economía un escrito en el que refutan las propuestas que aprobará el Ejecutivo.

el 25 ago 2011 / 20:10 h.

El Consejo de Ministros aprobará hoy un Real Decreto-Ley con nuevas medidas laborales que tiene en la suspensión durante dos años de la regla que impide concatenar contratos temporales y un nuevo contrato de formación para jóvenes sin cualificación de hasta 30 años como medidas estrella. No gusta a patronal ni a sindicatos y, aunque su voz no tenga voto en esta norma, CCOO y UGT enviaron ayer al Ministerio de Economía un documento con sus enmiendas al borrador conocido.

La primera crítica al Ejecutivo llega por haberse "sustraído" del diálogo social y adoptado por sorpresa iniciativas que quiere tramitar de manera urgente. "La crisis no justifica la inclusión de nuevas reglas que precaricen más el empleo", alegan los sindicatos, que ven "chocante" que se quiera promover la estabilidad posibilitando que un trabajador pueda ser temporal más tiempo.

Los sindicatos recuerdan que casi el 33% de los trabajadores temporales tenía un contrato inferior a seis meses en el segundo trimestre del año y que en los terceros trimestres siempre aumentan los temporales con contratos de entre uno y seis meses debido al periodo estival.

"La temporalidad es necesaria para cubrir determinados empleos en actividades muy estacionales. La forma de romper una excesiva temporalidad será a través del mayor peso de sectores que requieran de trabajadores formados", explican.

Para los sindicatos, la suspensión de ese límite supone un "incumplimiento" de los compromisos de los acuerdos sociales de 2006 y una "transgresión de obligaciones" de las normativas europeas.

En sus alegaciones, y pese a compartir que la formación debe ajustarse más a las necesidades de la empresa, CCOO y UGT se oponen a crear una nueva modalidad de contrato formativo.

Consideran "excesiva" tanto su duración (dos años prorrogables a un tercero) como que se pueda efectuar con jóvenes de hasta 30 años. "Nos podríamos situar con personas que, al concluir su periodo formativo, tendrían 33 años. Se va a limitar la posibilidad de acceder a contratos estables a una gran cantidad de jóvenes", argumentan.

Así, entienden que la edad máxima debe ser 21 años, aunque ceden en que, excepcionalmente y durante dos años, el tope pueda fijarse en 25 años. Además, señalan que, para que tenga éxito, se deben regular las prácticas no laborales y el sistema de becas. Apuestan por los tutores en la empresa y limitar los contratos vía negociación colectiva.

En cuanto a las bonificaciones en la cotización para las empresas, CCOO y UGT quieren que se eliminen aquellas por transformar en fijos (1.500 euros anuales o 1.800 si son mujeres) al entender que es una rebaja generalizada muy alta y se muestran partidarios de mantener el 100% si contrata una empresa de menos de 250 trabajadores y 75% si iguala o supera esta cifra.

También rechazan la prórroga hasta el 31 de diciembre de 2013 de las bonificaciones para convertir temporales en indefinidos de fomento del empleo (despido de 33 días) al entender que no son efectivas para crear empleo y sí para elevar la temporalidad. De hecho, ese contrato apenas representa un 0,8% de media en la contratación en lo que va de año, frente al 91,26% de los temporales.

Los sindicatos sí celebran la prórroga de los 400 euros pero se oponen a fusionar el Fogasa con el Servicio Público de Empleo.

  • 1