Una entidad familiar de Sevilla desviaba fondos a la trama

Detienen a siete miembros de una familia, que hoy serán trasladados hasta Almería.

el 20 oct 2009 / 21:54 h.

Entre los 20 detenidos ayer en el marco de la Operación Poniente, contra el blanqueo de capitales en El Ejido (Almería), se encuentran siete personas que forman parte de una misma empresa familiar afincada en Sevilla, y que mantenía vínculos con la supuesta trama corrupta.

Los siete detenidos -"empresarios de poca monta", según fuentes del Gobierno- fueron incomunicados ayer en dependencias policiales de Sevilla, y hoy estaba previsto su traslado a Almería para ser interrogados por la jueza que instruye el caso.

El principal imputado es José Amate, ex director de producción de ElSur, y el resto son familiares que figuraban como titulares de algunas de las 12 subcontratas que dependían de la Empresa Mixta de Servicios Municipales (ElSur), epicentro de la trama corrupta.

ElSur es una concesión administrativa de El Ejido que se encargaba de gestionar el agua, los jardines, la electricidad, el saneamiento y el mantenimiento de los edificios municipales. Tanto la oposición, IU y PP, como los sindicatos llevaban años denunciando supuestos "contratos inflados" que salían de esa empresa e iban a parar a las subcontratas. El PSOE, que gobernaba con el PAL en la Diputación, ha mantenido ciertas distancias en este asunto.

El alcalde Juan Enciso era quien presidía la sociedad, que estaba participada en un 30% por el Ayuntamiento, y en un 70% por la sociedad Agua y Gestión, de la que forman parte como accionistas Cajasol, Cajasur y Abengoa. Uno de los últimos contratos que recibió ElSur fue a través del dinero del plan Proteja, unos seis millones de euros que la Junta entregó a Enciso y éste se lo cedió a la empresa que, por entonces, ya había sido denunciada por los sindicatos y estaba siendo investigada por la Fiscalía.
Una de las claves de la operación será hurgar en quién movía el dinero dentro de ElSur. "La investigación policial tendrá que esclarecer ahora si las responsabilidades en la contratación de esas empresas fantasmas estaba en el 30% que dependía del Ayuntamiento o en el 70% restante", explicaba ayer Miguel Ángel Maldonado, coordinador general de IU en Almería.

La Operación Poniente se ha llevado con sigilo desde hace dos años, y ayer estalló en la Plaza Mayor de El Ejido, con una dispositivo policial muy llamativo. Pero sobre la misma empresa pública que ahora se señala como el origen de la corrupción ya había un rastro de sospechas que vienen de largo. Los sindicatos denunciaron que ElSur, con una plantilla de 240 empleados, había cedido ilegalmente a 86 trabajadores a dos de sus subcontratas (Arborimar y Maviroad), y eso dio pie a una investigación de la inspección de Trabajo y una posterior denuncia de la Consejería de Empleo.

  • 1