Local

Una escalera reescribe la historia del teatro de Itálica

Una escalera de 3,65 metros de anchura y de la que se conservan 15 peldaños ha sido hallada recientemente en el marco de las excavaciones arqueológicas que se realizan en el casco urbano de Santiponce, concretamente en el entorno del teatro romano de Itálica.

el 16 sep 2009 / 04:30 h.

TAGS:

Una escalera de 3,65 metros de anchura y de la que se conservan 15 peldaños ha sido hallada recientemente en el marco de las excavaciones arqueológicas que se realizan en el casco urbano de Santiponce, concretamente en el entorno del teatro romano de Itálica.

Los trabajos, incluidos en el Plan Itálica 2008-2012 de la Consejería de Cultura, posibilitan ahora el descubrimiento de esta escalera construida sobre la ladera del cerro de San Antonio y que, según los investigadores, serviría para acceder al teatro romano desde la parte alta de la ciudad.

Dicha estructura salva seis metros de desnivel y está configurada entre dos potentes muros, de un metro de anchura, que contienen las tierras de la ladera. Con este hallazgo se plantea una nueva hipótesis sobre la evolución constructiva del teatro romano, constatándose que en origen, en época augustea, el graderío del monumento era de menor tamaño del que podemos apreciar en la actualidad. Éste es fruto de una ampliación de la segunda mitad del siglo I, operación que supuso el abandono y relleno de la citada escalera. Igualmente, se observa el impacto del proyecto urbanístico del emperador Adriano que, respetando la integridad del teatro romano, aterrazó definitivamente esta área del Cerro de San Antonio.

El hallazgo viene como consecuencia de las medidas puestas en marcha por la Junta de Andalucía en el conjunto arqueológico para la conservación e investigación del lugar y que incluyen el sector del mismo que se ubica en el casco urbano de Santiponce. De hecho, hubo que proceder a la expropiación de varias viviendas para hacerlo.

Por otra parte, y contiguos a la escalera, se encontraron los restos de una cloaca anterior al teatro romano, que confirma la existencia de un viario en el lugar, aprovechado luego para definir los accesos al citado edificio de espectáculos. Hoy en día, ese antiguo viario se ve perpetuado en la actual calle Velázquez.

Por último, y hasta este momento, hay también documentados restos de construcciones asociadas a posibles actividades artesanales implantadas tras la anulación de la escalera.

  • 1