lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Una escuela de saeteros en Alcalá de Guadaíra

‘El Sacri' abandera un proyecto que comenzará tras el verano.

el 06 abr 2010 / 20:05 h.

TAGS:

‘El Sacri’, en el certamen de Saetas en El Salvador, en 2009.

Alcalá de Guadaíra presenta sus credenciales para convertirse en un futuro en la capital de la saeta. Y no sólo porque haya sido cuna de varios saeteros de renombre, sino porque, una vez la Semana Santa ha tocado a su fin, el Ayuntamiento ha decidido dar un paso más para consagrar la tradición en este cante. Para ello, el equipo de gobierno municipal proyecta la puesta en marcha de una escuela dedicada a la saeta.

La actividad formativa estará dirigida por una eminencia en este mundillo: el conocido saetero de El Cerro del Águila José Pérez Leal, El Sacri. Ese fue el primer avance de este proyecto que ofreció ayer el concejal de Fiestas Mayores, Enrique Pavón, tras hacer un balance de cómo ha transcurrido el dispositivo de seguridad y limpieza municipal a lo largo de la Semana Santa.

Esta escuela, que se está fraguando para comenzar su andadura una vez termine el verano, es una apuesta municipal que no sólo se ha pensado con el objetivo de engrandecer las costumbres de la Semana Santa local -que, por cierto, está declarada de Interés Turístico Nacional desde el año 2001-. Este centro formativo también forma parte de un proyecto más global, con el que el Ayuntamiento ha demostrado su apoyo al flamenco, considerado una de las señas de identidad más conocidas de un municipio que siempre lleva a gala que es el lugar de origen de la soleá.

Según detalló Pavón, el Ayuntamiento impulsará un convenio de colaboración con este saetero, que actualmente reside en la localidad, para la creación de esta escuela que nace con proyección de continuidad en el tiempo.

En principio, la escuela de saeta de Alcalá de Guadaíra se desarrollará en las dependencias municipales, aunque no se descarta alguna intervención en las distintas casas de hermandad que hay distribuidas por la ciudad. Aunque Pavón ha asegurado que todavía queda mucho por trabajar, la entidad tendría establecida hasta el número de alumnos que atendería en el primer año, que tendría como tope las 25 personas.

Estos elegidos se formarán con el maestro a lo largo de dos trimestres, que irían desde el otoño hasta la llegada de la Cuaresma. El concejal se comprometió a dar más detalles cuando el proyecto, que está en marcha, esté cerrado y pueda hablarse de inscripciones.

Lo que sí está claro es que la elección de José Pérez El Sacri le otorga un rango de excelencia al proyecto de la escuela. Este saetero es de los más reconocidos de la Semana Santa hispalense y, de hecho, se suele prodigar en las salidas de El Baratillo, Las Aguas y, sobre todo, su hermandad, la de El Cerro. Desde pequeño siempre ha estado vinculado a este barrio y, de hecho, su apodo le viene de aquella época, ya que desempeñó de pequeño las tareas de monaguillo y sacristán de la iglesia.

Empezó a cantar saetas gracias al apoyo de su mujer en 1986. A partir de ahí su vida es rezar cantando. No obstante, su Semana Santa comienza en pleno verano, cuando empieza a estudiar, grabar y aprender las nuevas letras.


  • 1