Cultura

Una Feria de Palma marcada por la diversidad

La jornada del jueves en la Feria del Teatro en el Sur de Palma del Río estuvo marcada de nuevo por el reto del estreno y la diversidad, tanto de compañías como de propuestas bien heterogéneas.

el 15 sep 2009 / 07:25 h.

La jornada del jueves en la Feria del Teatro en el Sur de Palma del Río estuvo marcada de nuevo por el reto del estreno y la diversidad, tanto de compañías como de propuestas bien heterogéneas.

Teatro infantil, de sala y de calle, teatro simbolista, danza flamenca y contemporánea, artes plásticas y dos bandas de música en directo se fueron sucediendo desde las once de la mañana hasta las dos del día siguiente.

El día comenzó con el estreno de La bicicleta de Desguace Teatro, una compañía de teatro infantil afincada en Sevilla que obtuvo el premio a la compañía Revelación en la vigésimo tercera edición de la Feria. En esta ocasión nos propuso un viaje hacia ninguna parte que despliega ante los niños el espíritu de la aventura mediante una divertida versión del mito de Ulises.

Y como los niños siempre quieren más, la oferta se completó con otro estreno, Golulá, de la compañía gallega, Galitoon Producciones que supone un alegato a la fantasía que promueve valores éticos positivos como la solidaridad y la tolerancia.

Tras la merecida pausa siestera la tarde dio un giro de 180 grados para sumergirnos en el universo del teatro simbolista de la mano de la compañía, también sevillana, Teatro El Velador y su obra, La noche.

Se trata de una brutal reflexión sobre la indefensión y las relaciones de dependencias que recrea una atmósfera opresiva y angustiosa. Para ello, los actores deben enfrentarse a un ejercicio de interpretación imposible de realizar si no fuera por la maestría que le ofrece su veteranía. En ese sentido cabe destacar la valentía de Selu Nieto, benjamín del grupo, que aun siendo un actor novel es capaz de dar la réplica a sus compañeros.

Ya entrada la noche cambiamos de tercio con otro estreno promovido por la Feria que nos ofreció la posibilidad de disfrutar del universo de la música y el baile flamenco, TI-ME-TA-BLE o el tiempo inevitable, de Marcos Vargas y Chloe Brûlé, un delicioso juego interpretativo que pone a nuestra disposición todo un derroche de imágenes hermosas e impactantes.

Al igual que las que nos sirve, en un ambiente más intimista, I'm bored la propuesta de la artista plástica sevillana Ró Sánchez junto a la bailarina María Cabeza de Vaca.

Este delicioso performance supone un interesante trabajo de investigación a la búsqueda del encuentro entre el universo de la danza contemporánea y el de las artes plásticas para, mediante diversas técnicas, conseguir recrear un discurso común que deriva en un sinfín de imágenes, tan sugerentes como inquietantes. La jornada se clausuró con la actuación de la sevillana Banda de la María que puso la última nota festiva del certamen.

  • 1