domingo, 16 diciembre 2018
09:22
, última actualización
Deportes

Una fiesta con sabor centenario

El Sevilla se impone 0-4 al equipo onubense y Emery dio muchos minutos a los jugadores de la cantera.

el 12 nov 2014 / 23:18 h.

Vitolo fue el capitán del Sevilla / Manuel Gómez Vitolo fue el capitán del Sevilla / Manuel Gómez (FOTOGALERÍA DEL PARTIDO) El Sevilla se convirtió en el invitado de honor de los actos conmemorativos del Centenario de La Palma CF, un club que lucha año tras año por hacer felices a los suyos y que ayer vio cómo su equipo, de Tercera División, medía sus fuerzas con el de Unai Emery. Plagado de canteranos sobre el césped, el Sevilla plasmó su superioridad (0-4) en un duelo reñido que dejó muchos detalles para la afición nervionense. Destacó en el partido el canterano Juan Muñoz, que cumplía 19 años. Tuvo ocasiones para marcar goles pero se quedó finalmente con la miel en los labios. Sí aprovechó su ocasión Kolo al rematar una falta puesta en juego por Iago Aspas (33’), y el propio atracante gallego, que tiró de calidad para ser uno de los destacados y hacer el 0-2 con un disparo de rosca (40’). Para entonces, el local Vargas había sido expulsado por doble amarilla. Lejos de decidir que el partido continuase siendo de once jugadores contra once, La Palma quedó en inferioridad el resto del encuentro, algo que en cierto modo, al tratarse de una prueba, sorprendió. El luso Diogo encarando a un jugador rival. / Manuel Gómez. El luso Diogo encarando a un jugador rival. / Manuel Gómez. Emery cambió por completo su equipo tras el descanso, a excepción de Tena. Coke, Kevin Gameiro, Aleix Vidal... y un grupo de chavales demostrando que quieren hacerse sitio en los planes del técnico. Cotán, Nané, Curro, Luismi... Muchos canteranos que dieron la cara y animaron el encuentro ante un público que reconocía con aplausos el orgullo de los suyos pese a la derrota momentánea y la inferioridad numérica. Inferioridad que, no obstante, desapareció cuando Tena se retiró del campo -aparentemente, con unas molestias- y el Sevilla quedó con diez hombres. Cotán, en una buena jugada por banda izquierda con Matos, puso el 0-3 justo cuando La Palma igualaba por momentos el pulso pese a la diferencia en el marcador. Además, la suerte tampoco le sonrió, ya que la lesión de uno de sus jugadores hizo que tuviera que afrontar buena parte de la segunda mitad con nueve hombres. Aleix Vidal, con un disparo de rosca desde fuera del área, puso la guinda a la fiesta.

  • 1