Economía

Una filial de Contsa devuelve pisos al no poder pagar la renta a los dueños

Contsa Renta Vitalicia, una de las filiales del entramado empresarial de Contsa ajenas al proceso concursal, está alcanzando acuerdos con algunos inversores para devolverles la propiedad de sus inmuebles, ante el impago de las cuotas.

el 15 sep 2009 / 02:40 h.

Contsa Renta Vitalicia, una de las filiales del entramado empresarial de Contsa ajenas al proceso concursal, está alcanzando acuerdos con algunos inversores para devolverles la propiedad de sus inmuebles, ante el impago de las cuotas. Mientras, en el Juzgado Mercantil, el 90% de los acreedores que se personan no aparecen en el listado ofrecido por la entidad.

La posibilidad de que Contsa Renta Vitalicia pueda cerrar acuerdos con los inversores se debe a que no está incluida en el proceso concursal de Contsa Corporación Empresarial. De hecho, algunos de los clientes que optaron por invertir en este sistema de renta vitalicia -la entidad adquiere una propiedad a cambio del pago de una cuota para toda la vida- van a cerrar un acuerdo a cambio de revertir la propiedad, ante el impago de la renta.

Uno de los afectados, en concreto, ha descartado acudir a la vía penal para recuperar sus inmuebles -dos pisos y unos terrenos- ante la firma del acuerdo. Otros clientes de este sistema han llegado incluso a intentar personarse en el Juzgado Mercantil, que ha tenido que rechazar los registros al no estar abierto el concurso sobre las filiales de Contsa.

Por otro lado, fuentes judiciales han indicado que, hasta el momento, el 90% de los acreedores que han acudido al juzgado a personarse "no figuran en el listado ofrecido por Contsa", en el que aparecen sólo 609, cuando las cifras que maneja el órgano concursal se aproximan ya al doble, es decir, unos 1.200. Una cifra que puede aumentar de aquí al 2 de mayo, fecha en la que se cerrará el registro de acreedores, que de momento consta ya de nueve tomos. Y es que cada día acuden a la sede judicial entre 40 y 50 personas para registrarse en el proceso.

El concurso de Contsa tiene prácticamente colapsado al único Juzgado de lo Mercantil de Sevilla al que a diario acuden diferentes letrados con preguntas sobre la posibilidad de representar a varios afectados. Es más, dos letrados asumirán la representación de un grupo de 30 personas y otro a más de 60 inversores.

Otro de los problemas con los que se está encontrando el juzgado es la aportación de los documentos originales, ya que son necesarios para poder realizar el registro y acreditar los créditos, pero la gran mayoría de los clientes no quiere entregarlos por temor a perderlos y no contar con la debida constancia de las cantidades en Hacienda.

Ante esta situación, una de las medidas que se ha tomado es recibir las fotocopias de la documentación a través del Decanato y, una vez que llega al juzgado, se llama a los afectados para que aporten la original y poder compulsarla. Además, a los que sí dejan los papeles se les avisa telefónicamente para que acudan a recogerlos, en lugar de enviarlos por correo para evitar extravíos. Es más, algunos notarios han decidido no compulsar los originales por no constar en Hacienda.

Por otro lado, el plazo de dos meses que por ley tiene la administración concursal para presentar el informe sobre la situación de Contsa se ha aplazado sine die por la complejidad del mismo y por la "falta de colaboración" de la empresa durante el proceso concursal.

  • 1