Local

Una final con mucha letra pequeña

El contrato obliga al Consistorio a pagar desde el hotel de los tenistas a la limpieza de las toallas.

el 07 oct 2011 / 20:21 h.

TAGS:

El equipo español que participó en la final de la Copa Davis de 2004 levanta el ansiado trofeo.

El pliego de condiciones para la organización de la final de la Copa Davis obliga a la ciudad elegida, Sevilla, a pagar prácticamente casi todo. De hecho, sería mucho más fácil enumerar lo que paga la Federación Española de Tenis, que incluso explotará los bares y restaurantes del estadio Olímpico. El Ayuntamiento, por su parte, tendrá que pagar desde "un servicio de lavandería destinada única y exclusivamente a la limpieza de todas las toallas que se necesiten en el evento" hasta las 20 habitaciones en un hotel de cinco estrellas que elegirá el capitán y el delegado del equipo español para los jugadores de la roja.

Además de lo más evidente, como la pista central y la de entrenamiento, el Consistorio se compromete a hacerse cargo desde la megafonía -con dos micrófonos, uno inalámbrico, y un equipo de música con disk jockey-, hasta la persona que durante la competición se dirija al público en español y en inglés, una o dos pantallas gigantes, oficinas de trabajo totalmente equipada, vestuarios, una zona de "hospitalidad" VIP "para un mínimo de 3.000 personas" con cocina, office..., tres vehículos más un número a convenir de autobuses y minibuses, 20 conductores, walkie-talkies o teléfonos móviles. Un total de 21 folios recogen las condiciones del contrato.

En cuanto al personal, el organizador local tiene que encargarse del coste, por ejemplo, del servicio de seguridad (exceptuando el del jefe), así como redactar el plan de emergencia y evacuación del recinto y el plan general de seguridad. Hasta los cuatro voluntarios que actúen como "escoltas" de los jugadores que deban pasar el control antidopaje los proveerá el Ayuntamiento. La atención médica, la consigna, el servicio de informática, reprografía y comunicaciones, un adjunto al jefe de protocolo, la selección y coordinación de los voluntarios e incluso los uniformes de éstos correrán a cargo del Ayuntamiento, que también pagará, entre otras cosas, el alquiler de la sala, el catering y todo lo referente a la cena oficial para 400 personas que se celebrará el 4 de diciembre "en un local magno de la ciudad, ni hoteles ni otras categorías que compitan con los patrocinadores de la final".

Además, el Consistorio tiene que "bloquear" un mínimo de 500 habitaciones en hoteles de 5, 4 y 3 estrellas "a un precio razonable y de mercado" para los dos equipos, delegaciones, patrocinadores y medios de comunicación. Eso sí, el Ayuntamiento sólo pagará las 20 habitaciones del equipo español.

Para afrontar todo esto, más el millón de euros del canon de la Federación y los 400.000 euros de la cubierta, se prevé que Sevilla se quede con el 40% de la taquilla, que podría alcanzar un millón de euros. Todo lo demás, saldrá de las arcas municipales.

Precisamente ayer, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Juan Espadas, pidió saber "cuánto costará" la final de la Copa Davis, además de información sobre las condiciones impuestas por la Federación. "Es necesario que se desvelen las condiciones en las que Sevilla ha sido elegida para el torneo, porque a día de hoy sólo se sabe que ha pedido la colaboración de la Junta, pero no se sabe cuánto costará a la ciudad", sentenció.


  • 1