Deportes

Una final para otra edad de oro del Ciencias

El deporte del oval recupera el primer plano. La final de la Copa del Rey que protagonizará el Cajasol Rugby Ciencias el domingo en San Pablo (12.30) ante el CRC Madrid retrotrae a los tiempos gloriosos de un club que desde entonces busca la senda perdida de los títulos. La ilusión es enorme, tanta como la dificultad de batir al mejor equipo de España.

el 16 sep 2009 / 02:20 h.

El deporte del oval recupera el primer plano. La final de la Copa del Rey que protagonizará el Cajasol Rugby Ciencias el domingo en San Pablo (12.30) ante el CRC Madrid retrotrae a los tiempos gloriosos de un club que desde entonces busca la senda perdida de los títulos. La ilusión es enorme, tanta como la dificultad de batir al mejor equipo de España.

La Fundación Cultural Cajasol, en pleno corazón de la ciudad, acogió ayer la presentación de la Copa del Rey de Rugby, que regresa a Sevilla este domingo 15 años después. En aquella primera y única experiencia, en junio de 1994, el entonces El Monte Ciencias doblegaba al Arquitectura (32-12) en La Cartuja para firmar un histórico doblete, con los títulos de Liga y Copa, conquistando por primera vez el torneo del KO. Aquel equipo dirigido por Juan Antonio Arenas era el mejor de España sin duda, como ahora sucede con el rival que tendrá que burlar en San Pablo para iniciar una segunda edad de oro del Ciencias en el rugby nacional.

"Queremos volver a ese camino y tenemos el compromiso de que los jugadores irán con toda la ilusión a esa final para reverdecer los éxitos de los años 90", aseveraba Antonino Parrilla, presidente del Cajasol Rugby Ciencias, acompañado en la mesa por los jugadores Chema Bohórquez, el capitán; y Leandro Fernández-Aramburu; el entrenador Grant Dwyer; el delegado provincial de Turismo y Deporte de la Junta, Francisco Obregón; y el presidente de la Fundación Cajasol, Fernando Vega.

Parrilla insistió en la necesidad de lograr que las 4.500 plazas (las entradas cuestan entre 5 y 10 euros) del campo de San Pablo estén abarrotadas el domingo y para ello agradeció el apoyo que desde todos los clubes de élite de la ciudad, incluidos el Sevilla, el Betis y el Cajasol de baloncesto, se les ha brindado, anunciando que incluso habrá peñas de fútbol animando al quince científico en tan trascendente partido del domingo.

El técnico australiano del Ciencias, Grant Dwyer, aseguró que el equipo llega en las mejores condiciones para afrontar el reto: "Creo que no podíamos encontrar un momento mejor. Llevo aquí el suficiente tiempo como para saber el significado de este partido y que tenemos la oportunidad de honrar a aquellos campeones del club de los 90 y a la afición" dijo, para diseccionar a continuación a un rival, el CRC Madrid, al que no dudó en colgar el cartel de favorito. "Es el campeón de Liga y van a jugar la Copa de Europa. Eso lo dice todo, pero nosotros somos uno de los dos equipos que en España pueden ahora competir con ellos a su nivel. Tenemos el máximo respeto, pero lo transformaremos en ganas de vencer. No tenemos nada que perder y ellos son los que tienen que demostrar que son los favoritos".

Se congratuló de la estrategia que ha desarrollado en los últimos partidos de dosificar en liga al equipo, una vez que la tercera plaza era el techo al que se podía aspirar, con el objetivo de la Copa "porque ahora estamos muy cerca del pico máximo de rendimiento, y además salvo un pequeño problema -el segunda Jesús Recuerda, Bola, se dañó ayer un dedo- tengo a toda la plantilla disponible".

"Los resultados ante CRC Madrid y El Salvador en liga pudieron ser mejores, pero creo que tuvo que ver mucho con las lesiones", dijo el australiano, quien tiene claro cuáles son las claves del conjunto madrileño. "Pablo Feijoo (medio de melé y capitán de la selección española) es muy brillante tácticamente, cuando rompen es por Feijoo o por (Javier) Canosa desde la posición de centro, también con (César) Bernasconi. Saben aislar muy bien al apertura contrario y de largo tienen la tres cuartos con más calidad de España. Habrá que estar tranquilos para anular sus opciones y estamos insistiendo en ser agresivos y duros en los rucks".

Chema Bohórquez, capitán científico e internacional, el único superviviente de la final del 97 que el Ciencias perdió contra Getxo, recordó que el equipo madrileño sólo ha perdido un partido de 18 en liga "y fue con un arbitraje muy sospechoso". "Es un equipo que te penaliza cada error, con una melé que ha movido a todo el mundo, pero nosotros trabajamos contra eso. Estamos muy, muy bien. Va a ser muy difícil pero la ilusión es máxima y sabemos de la importancia de ganar este título".

En la misma línea se expresaba Leandro Fernández-Aramburu. "La primera semana que llegué a este equipo vi que no tenía nada que ver con el rugby que había practicado hasta entonces. Siempre hay gente dispuesta a hacer un poco más. Es un placer jugar para el Ciencias y luchar por la Copa del Rey, porque además no siempre vamos a tener la oportunidad de pelear por ella en casa. Hay una ilusión contagiosa en el equipo y esperemos que salga bien".

  • 1