sábado, 19 enero 2019
22:32
, última actualización

Una forense sospecha que pudo haber un tercer bebé muerto

Ha llegado a pensar que había un tercer bebé muerto del que ella habría comprobado su proceso de descomposición, motivo por el que congeló luego a dos recién nacidos.

el 12 sep 2014 / 13:23 h.

Sara L.H., acusada de matar y congelar en su casa de Pilas en Sevilla a dos bebés recién nacidos, a su llegada hoy a la Audiencia Provincial. Foto: EFE Sara L.H., acusada de matar y congelar en su casa de Pilas en Sevilla a dos bebés recién nacidos, a su llegada hoy a la Audiencia Provincial. Foto: EFE Una forense que ha declarado hoy en el caso de los dos bebés congelados en Pilas ha manifestado hoy que tiene la "sensación" de que la acusada, Sara L.H., tuvo un tercer hijo, cuyo proceso de "destrucción", en alusión a su descomposición, motivó que congelara luego a los dos recién nacidos. La forense reconoció a la acusada para determinar cuándo pudieron producirse los embarazos cuando sólo se había localizado uno de los dos bebés y el mismo día en el que se encontró el segundo, el 27 de noviembre de 2012. Al preguntarle a la acusada por qué congeló a su hijo, Sara le respondió que para que no se destruyeran, y lo hizo en plural y refiriéndose a "mis niños" sin que aún se supiera que había dos cadáveres. Por ello, la forense dijo que ha llegado a pensar que había un tercer bebé muerto del que ella habría comprobado su proceso de descomposición, motivo por el que congeló luego a dos recién nacidos. La misma forense ha recordado que se conocen, al menos, siete embarazos de la acusada, el primero de ellos un aborto antes de casarse. Preguntada si es posible que la mujer pudiera parir sola, como sostiene la acusada en un caso, la forense ha asegurado que sí porque Sara es de las mujeres a las que, como se dice coloquialmente, "se le caen los niños". La forense ha subrayado que el primer parto, que es el más difícil para las mujeres y del que nació hace 16 años su hija mayor, duró solo veinte minutos.

  • 1