Deportes

Una forma distinta de construir el futuro

El Dos Hermanas renace con un plan en el que la cantera será clave. Dani Avilés y Pedro Utrilla serán los rostros de un proyecto de ‘anónimos’.

el 11 ago 2014 / 22:46 h.

ALVARO4_opt Avilés, David Bohórquez, Fali, Sebas Delgado, Manuel Pérez, Miguel Fernández, Francisco Palacios y Utrilla, en El Decano. / R. AVILÉS Hubo un tiempo en el que el Dos Hermanas CF fue una referencia a nivel autonómico. El jerezano Dani Güiza, campeón de la Eurocopa 2008, y el técnico granadino Lucas Alcaraz eran los emblemas de un plantel que recurrió a la chequera para diseñar su futuro. El Miguel Román fue testigo de un exitoso periplo en Segunda División B gracias al que desfilaron por el recinto de la Avenida de Ramón y Cajal el Cádiz, el Xerez, el Real Jaén, el Granada, la UD Melilla, el Cacereño o el extinguido Manchego. Una ristra de históricos que concedieron un halo de magia a una escuadra que peleó por la liguilla de ascenso a Segunda División en la temporada 1999-2000. De aquella etapa sólo sobreviven en el club Pedro Manuel Utrilla Abad y Daniel Avilés Galván, dos tipos que, por caprichos del destino, asumirán un papel clave en la reconstrucción de la historia. Miguel Fernández, presidente del CF, y Francisco Palacios, su homólogo en el Atlético, han decidido unir el potencial de la cantera nazarena para, bajo las siglas del neonato Atlético, repetir las gestas del CF. Su última medida conjunta después de dos años de transición ha sido retirar al sénior, que competía con la nomenclatura del histórico, y resetear el disco duro para estrenarse en Cuarta Andaluza, antigua Segunda Provincial. “Queremos devolver al club a la categoría que se merece”, confiesa Miguel Fernández bajo la atenta y seria mirada de Palacios, uno de sus hombres de confianza. El embrión del Dos Hermanas del mañana ya se ha concebido y en las oficinas del Miguel Román ha renacido la esperanza. “Es un proyecto 100% nazareno, eso lo tenemos claro”, ensalza Palacios antes de que el técnico de la primera plantilla asuma la palabra. “En nuestro equipo van a estar los que quieran estar”, apunta sin reparos Dani Avilés, el designado para certificar el asalto a Tercera Andaluza junto a Pedro Utrilla, otro de los símbolos en la historia del CF. “Nosotros animamos a la directiva a que diera el paso adelante de empezar de cero. Ha sido una decisión dura pero acertada”, insiste. De una opinión similar es David Bohórquez, director deportivo y emblema de la fábrica durante años. “El propósito que todos los que estamos aquí tenemos en mente es ayudar a que este club vuelva al sitio que se merece”, comenta antes de que Manuel Pérez, secretario técnico y vicepresidente, interrumpa con la energía de alguien que traslada un sentimiento colectivo. “Lo que sí queremos dejar claro es que este proyecto no nace de la improvisación, sino de una idea sosegada y firme que se ha tomado con valentía”, subraya entre los rostros de satisfacción y confianza de una expedición en la que el pasado convierte al futuro en un asunto prioritario. “Hemos estado en los momentos malos, ¿no vamos a estar ahora que comenzamos un proyecto tan ilusionante como este?”, expone Sebastián Delgado, técnico de porteros y directivo. El Dos Hermanas pretende recobrar el prestigio perdido con una política diferente y un corazón común. “A veces es mejor ser cabeza de ratón que cola de león”, advierte Dani Avilés. Palabra de guerrero. Palabra de nazareno. Palabra de soñador. El renacimiento de un gigante.

  • 1