sábado, 16 febrero 2019
12:44
, última actualización
Cultura

Una fórmula de éxito: el Festival francés Mont de-Marsan

La Junta mantiene su compromiso de apoyo a la cita jonda del país vecino.

el 08 jun 2010 / 18:48 h.

Paulino Plata, rodeado de algunos de los artistas que participarán en la cita gala.

Mientras los festivales andaluces se devalúan por la crisis económica y la mala gestión de los ayuntamientos -algunos históricos corren el peligro de no celebrarse este año-, el de Mont-de-Marsan se reafirma en su formato de varios días y mantiene el estilo que le dio su creador, el sevillano Javier Puga, al que han echado del festival francés de una manera poco ortodoxa.

Sin embargo, y según palabras de la alcaldesa de la ciudad francesa sacadas del informe de prensa, "cuando una fórmula funciona no hay que cambiarla, sino reforzarla", lo que viene a demostrar que Javier Puga hizo un magnífico trabajo durante estos más de veinte años del festival de las Landas, aunque lo hayan cambiado, colocando en su lugar a los franceses Sandrine Rabassa y Francois Boidron.

El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, presentó ayer la programación de la XXII edición de este festival francés de flamenco, sin duda el más importante del país vecino, que este año se celebrará del 5 al 9 del próximo mes de julio.

Acompañado en el acto por el presidente del Consejo General de las Landas, Robert Cabé, la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, y los directores artísticos, el consejero destacó la colaboración de la Consejería de Cultura "desde la primera edición allá por 1989". Este año tendrá "un carácter especial ya que, además de la colaboración económica, "Mont-de-Marsan acogerá la celebración de un acto institucional de apoyo a la campaña Flamenco Soy".

Tanto Maribel Montaño como Paulino Plata hablaron más de la Bienal de Flamenco y esta campaña, respectivamente, que del célebre festival francés, del que sólo dijo cosas interesantes el vicepresidente del Consejo General de las Landas, Robert Cabé.

El nuevo consejero de Cultura de Cultura señaló que "el Festival de Mont-de-Marsan abrió hace años las puertas de Europa al flamenco", olvidando que ya en el siglo XIX iban muchas compañías de flamenco a los principales teatros de Alemania, Francia e Inglaterra. A la célebre Juana la Macarrona la secuestraron en París.

Sí es cierto que este festival francés realiza una magnífica labor de promoción de nuestro arte en el país vecino, y de ahí el interés de la Junta de Andalucía, dado su afán de llevar el flamenco por el mundo. Esta colaboración del Gobierno de Andalucía consiste en patrocinar algunos espectáculos, aunque durante algún tiempo se hizo a través de subvenciones económicas.

En cuanto a la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, sólo es de coproducción de algún espectáculo, como el de La mar al fuego, en la pasada Bienal. No ha habido otro tipo de colaboración económica que no sea ésta.

En lo puramente artístico, Mont-de-Marsan marcó un estilo, el de Javier Puga, apostando sobre todo por artistas andaluces de línea nada comercial. Eso ha cambiado, porque los nuevos directores artísticos vienen con otra manera de ver el flamenco, y de aquí que abra la muestra la compañía de Rafael Amargo, que con Puga no hubiera tenido ninguna posibilidad. El bailarín y coreógrafo granadino pondrá en escena la obra La difícil sencillez, que creó inspirada en la famosa conferencia de Lorca, Teoría y juego del duende. Se ocupará de las tradiciones españolas, entre ellas la taurina, con la colaboración especial del cantaor y guitarrista Manuel Molina.

Al parecer, el festival mirará más hacia el flamenco de Madrid, que no sabemos bien qué flamenco es, con lo que apunta hacia los terrenos más comerciales.

La programación de este año no es ni por asomo de la calidad artística de otras ediciones, suponemos que por culpa de la crisis. Arcángel, con su concierto Puro y Jondo (día 7), Andrés Marín con Vanguardia jonda (día 8), y Moraíto Chico y La Macanita, con Al son de Moraíto (día 8) son los espectáculos más sobresalientes de un festival que experimenta un cambio de orientación diríamos que preocupante, por ciertos bandazos.

El resto lo protagonizarán Segundo Falcón, Paco Jarana y Juana Amaya, con la obra En el Bar Iberia -estrenada en la Bienal-, y Angelita Vargas y Jairo Barrull, con Dos ramas. Amén de otras cosas de menor relevancia, como Flamenco ecológico, con Belén López, Gabriel de la Tomasa y Mari Peña, y una obra para niños, Flamenco Land, que lleva la cantaora Laura Vital.

  • 1