Local

Una gran riada en el Centro revive la tragedia de 2007

Una tromba de 15 minutos provocó que se vivieran escenas como las del temporal que se cobró dos vidas hace tres años.

el 17 sep 2010 / 17:01 h.

TAGS:

El agua inundó algunas calles del centro.
Sólo 15 minutos bastaron. En ese lapso de tiempo, las tiendas y los locales de la calle Nuestra Señora del Águila de Alcalá de Guadaíra se convirtieron en ratoneras para comerciantes, clientes y viandantes que, aterrados ante la subida imparable del nivel del agua procedente de la zona norte, volvieron a revivir los momentos trágicos del pasado 2 de octubre de 2007, cuando una gran riada arrastró numerosos coches y se llevó la vida de dos mujeres.

Y es que, como ya pasó hace casi tres años, el agua que venía de la zona norte hizo que se inundara como antaño todo el centro de la ciudad. Desde la Plazuela hasta la plaza del Duque corría un verdadero río de agua y lodo, ya que los imbornales fueron insuficientes para la enorme cantidad de agua procedente de la parte alta. La situación llegó hasta el punto de que muchas tapas de los husillos salieron disparadas ante la cantidad de agua que corría por los colectores, que demostraron una vez más ser insuficientes para evacuar toda el agua que venía de la zona norte.

Por suerte, el temporal no fue tan intenso como el vivido hace dos años, por lo que sólo hubo que lamentar daños materiales. El 112 informó de una decena de incidencias por anegaciones de sótanos, locales y viviendas. También los bomberos del municipio estuvieron toda la tarde trabajando para aliviar las inundaciones producidas en cocheras, comercios y múltiples daños en los vehículos aparcados que recibieron golpes de los objetos arrastrados por el agua.

Por su parte, la Policía Local llevó a cabo numerosas actuaciones, especialmente en vías donde la velocidad del agua acabó con el asfaltado y generaron numerosos socavones. Es el caso de calles muy transitadas como Barrio Nuevo y la calle Silos, que durante la tarde de ayer y mientras se solucionan los desperfectos permanecieron cortadas al tráfico.
El Ayuntamiento informó ayer mismo del corte al tráfico de la calle Pepe Luces, donde se realizará un colector para unirlo al tanque de tormentas, cuyas obras están muy avanzadas. De hecho, es la esperanza de los alcalareños para que se solucione las inundaciones de la zona centro.

El tanque de tormentas se ejecuta en el Parque Centro para la cuenca de vertido de la calle General Prim. Una inversión que surge de un estudio sobre las necesidades para evitar las inundaciones que la propia orografía de la ciudad provoca ante situaciones de lluvias extremas que colapsaban la antigua red.

  • 1