Local

Una gran rotonda sustituye al viejo puente de la calle San José

El último gran hito en las obras de soterramiento del arroyo Almonazar es la apertura al tráfico de la rotonda de la calle San José. Con ella se eliminan las barreras que impedían la libre circulación entre ambas márgenes del cauce y se permite la integración de la parte más antigua del barrio.

el 16 sep 2009 / 08:30 h.

TAGS:

El último gran hito en las obras de soterramiento del arroyo Almonazar es la apertura al tráfico de la rotonda de la calle San José. Con ella se eliminan las barreras que impedían la libre circulación entre ambas márgenes del cauce y se permite la integración de la parte más antigua del barrio.

La entrada en funcionamiento de la nueva glorieta, que sustituye a un viejo puente y que ya regula el tráfico en la entrada de la citada vía, pone fin al plan de tráfico que se puso en marcha para entorpecer lo menos posible la vida diaria de los vecinos. De hecho, estas obras se ejecutaron durante las vacaciones aprovechando la disminución en el flujo de vehículos, lo que supuso, en palabras del alcalde de La Rinconada, Javier Fernández (PSOE), que "hayan finalizado antes de la fecha prevista". En la misma línea, agradeció "la comprensión y la paciencia mostrada por los vecinos ante la intensa intervención que hemos desarrollado".

Desde ahora se restablece el tráfico, pero dado que San José se encuentra en todavía en obras, el sector al que dará acceso la rotonda, de momento, será únicamente la calle Virgen del Pilar. De esta forma, se facilita el tránsito de vehículos mientras que San José continúa cortada. Esta actuación forma parte de los trabajos que está acometiendo el Ayuntamiento de La Rinconada para regenerar la escena urbana, dentro de un plan que está llevando a cabo tanto en el entorno del arroyo como en varios puntos del municipio que, por el paso del tiempo, habían envejecido en cuanto a las infraestructuras y los servicios disponibles.

Con la desaparición de este último puente, se eliminan los muros que dividían el casco urbano de San José a través del arroyo, y en su lugar, la actual glorieta se convertirá en la segunda gran rotonda (después de la del Malecón) que regulará el tráfico del futuro bulevar del barrio.

En paralelo, desde el pasado mes de julio se está reformando por completo la red de saneamiento de la vía. Las actuaciones consisten en la instalación de un punto de recogida y bombeo de aguas sucias desde la calle Toledo hasta la confluencia de Bética con San José para que a él vayan a parar los tres colectores diferentes que había hasta ahora, de manera que se unifique la recogida de estos vertidos.

Para causar el menor impacto posible entre los vecinos, los trabajos comenzaron en verano y se establecen en dos fases. La primera parte se estima que finalizará en noviembre y la segunda, un mes más tarde.

En este sentido, el objetivo del equipo de gobierno (PSOE) es que todas las actuaciones en las calles, que se están regenerando y adecuando al nuevo bulevar, se encuentren totalmente finalizadas para antes de las fiestas navideñas si es posible.

  • 1