Local

Una heredera en un mundo de hombres

La Infanta Leonor se zafará del artículo de la Constitución que prioriza a los varones en la sucesión al trono gracias a que ha tenido una hermana, Sofía.

el 02 jun 2014 / 23:41 h.

TAGS:

Don Juan Carlos pronunció su discurso de abdicación con esta foto sobre la mesa, en la que se puede ver a su hijo, Felipe, y la primogénita de éste. / EFE Don Juan Carlos pronunció su discurso de abdicación con esta foto sobre la mesa, en la que se puede ver a su hijo, Felipe, y la primogénita de éste. / EFE La abdicación del Rey Don Juan Carlos convierte a la Infanta Leonor, a sus ocho años, en la futura Heredera de la Corona en un país en el que la ley discrimina la sucesión al trono de las mujeres en detrimento de los hombres. La primogénita de Don Felipe y Doña Letizia solo tiene una hermana: Sofía, de siete años. Si ésta hubiera nacido varón, la habría desplazado en la línea sucesoria. La Constitución establece que «la sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer y, en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos». España es una de las pocas monarquías parlamentarias de Europa que sigue discriminando a la mujer en la línea sucesoria. Felipe, de 46 años, asumirá la Jefatura del Estado, a pesar de tener dos hermanas mayores, Elena y Cristina, porque es el único hijo varón de los Reyes. Los poderes políticos, e incluso la Casa Real, son conscientes de la necesidad de cambiar la norma, pero hasta ahora ningún Gobierno ha acometido la reforma. Su transcendencia no la hace sencilla: cualquier cambio de la Carta Magna relacionado con la Corona exige una aprobación por mayoría cualificada de dos tercios del Congreso y del Senado, la disolución inmediata de las Cámaras y la convocatoria de elecciones legislativas. Además, el Congreso y el Senado que resulten de esos comicios deberían aprobar la reforma con la misma mayoría y, finalmente, someterla a referéndum. En 2004 lo intentó José Luis Rodríguez Zapatero, quien, recién llegado al Ejecutivo, pidió un informe favorable del Consejo de Estado. En él se destacaba que la «igualdad ante la ley de hombres y mujeres es un principio universalmente reconocido». «SIN PRISA». El debate se hizo más intenso cuando Felipe y Letizia anunciaron, en 2006, que esperaban su segundo hijo. Al nacer Sofía, la modificación volvió a posponerse. Todos coincidían en que había tiempo, ya que el trono debía pasar primero del rey Juan Carlos a su hijo. «No hay prisa, todavía hay una generación de por medio», aseguró el Heredero. Ahora que esa nueva generación llega al trono, las miradas se vuelven de nuevo hacia Leonor. La Infanta pasará a ser Princesa de Asturias cuando su progenitor asuma la Jefatura del Estado, pero no prestará juramento ante las Cortes hasta que no alcance la mayoría de edad, tal y como hizo su padre en 1986. Pero, ¿qué pasaría si, hasta entonces, Don Felipe quedase inhabilitado? El texto constitucional establece que «el padre o la madre», en este caso de Leonor, «y en su defecto el pariente mayor de edad más próximo a suceder en la corona, según el orden establecido en la Constitución», entrará a ejercer la regencia hasta que el Heredero alcance la mayoría de edad. En el caso de que ninguna de esas persona pudiera asumir esta regencia, ésta recaería alguien nombrado por las Cortes Generales del Estado, bajo los únicos requisitos estipulados de ser español y mayor de edad. Leonor de Borbón, nacida en Madrid el 31 de octubre de 2005, asistió a su primer acto oficial hace unos días en Murcia: las bodas de plata de la 41 promoción de la Academia General del Aire, a la que su padre pertenece. Allí, presenció un desfile aéreo y otro del escuadrón de alumnos junto a sus padres y su hermana Sofía.

  • 1