miércoles, 12 diciembre 2018
15:20
, última actualización
Local

Una herencia de 2.800 millones

Ocupa el 9º puesto de la clasificación española de las grandes fortunas, según Forbes.

el 20 nov 2014 / 10:00 h.

TAGS:

Duquesa-AlbaCon un capital de 2.800 millones de euros en 2013 la duquesa de Alba se situaba en el noveno puesto de la clasificación española de las grandes fortunas realizado por la revista norteamericana Forbes, un ranking que en el conjunto del Estado lideraba el presidente del imperio Inditex, Amancio Ortega, con 46.000 millones. Ningún andaluz hace sombra a semejante riqueza, muy ligada a la agricultura, siendo la Casa de Alba el mayor terrateniente de Andalucía y también una de las principales receptora de ayudas europeas de la Política Agraria Común (PAC), circunstancia que le ha granjeado no pocas polémicas con algunas de las organizaciones del campo y, sobre todo, con el sindicato SAT. No es sólo agro: acciones, palacios, joyas y obras de arte. El complejo agropecuario de la Casa de Alba está articulado en torno a cuatro sociedades principales, Eurotécnica, Euroexplotaciones, Agralsa y Agrotécnica pero al tener fincas por todo el país, es complicado averiguar el volumen concreto de subvenciones cobradas de Bruselas. Sólo en el caso de Andalucía rondarían los 3 millones de euros, y hay informes que hablan incluso de hasta 7 millones en el conjunto del Estado. Y cultivos, de todo, aunque predominan los cereales, las oleaginosas (girasol), los olivares y las dehesas. El sindicato SAT pero también organizaciones profesionales agrarias como COAG y UPA han hecho de Cayetana de Alba un símbolo de su permanente denuncia de una aristocracia subvencionada por la PAC. De hecho, tres polémicos episodios han protagonizado semejante vinculación con el campo. El primero data de comienzos de los pasados años noventa, cuando la Junta de Extremadura expropió dos fincas (Cabra Alta y Cabra Baja) para que fueran explotadas por jornaleros y cooperativistas, con una larga década de litigio en los juzgados. El segundo, el enfrentamiento con Diego Cañamero, líder del SAT, cuando a la duquesa le entregaron su Medalla de Oro de Andalucía. Y la tercera, el programa de Jordi Évole en el que su hijo Cayetano Martínez de Irujo cargaba contra los beneficiarios del antiguo PER. Pero la riqueza de los Alba no sólo está sustentada sobre el campo por mucho que Forbes la catalogue como una de las principales terratenientes de España. Goya, Murillo, Tiziano, El Greco, Rubens, Van Dyck, Ignacio Zuloaga, Joaquín Sorolla o José de Ribera, así como tapices de Flandes de los siglos XVI y XVII, muebles españoles de los siglos XVII y XVIII y otros procedentes de Europa de diferentes estilos barrocos, relojes de los siglos XVIII al XX, tiaras y otras joyas conforman un patrimonio de muy difícil valoración, sin contar con los palacios (Las Dueñas, en Sevilla, Liria, en Madrid) y cortijos por toda la geografía española. Junto con la Casa de Alba, las principales fortunas andaluzas, según Forbes, son la familia Benjumea, principales accionistas de Abengoa (puesto 24, con 1.500 millones), el empresario almeriense vinculado a compañías de entretenimiento Manuel Lao (1.100 millones, puesto 36), la familia Hernández Barrera, fundadores de la arrocera Herba y los mayores accionistas del grupo alimentario Ebro Foods ( 850 millones, puesto 46) y los hermanos Figueroa Domecq, antiguos máximos accionistas de Rendelsur (embotelladora de Coca-Cola), integrada actualmente en Iberian Partners y también grandes propietarios agrarios.

  • 1