Local

Una 'hoja de ruta' para la Gran Sevilla

La aprobación final del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) ha dado paso a la enumeración de las habituales macrocifras relativas a la futura creación de empleo, construcción de viviendas y planeamiento de inversiones que se desarrollarán en el vasto territorio que conforman la capital andaluza y los 46 municipios...

el 16 sep 2009 / 04:01 h.

La aprobación final del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) ha dado paso a la enumeración de las habituales macrocifras relativas a la futura creación de empleo, construcción de viviendas y planeamiento de inversiones que se desarrollarán en el vasto territorio que conforman la capital andaluza y los 46 municipios que la circundan.

Pero más allá de unos cálculos que están expuestos a modificaciones, lo más importante del Potaus no son los augurios que contiene, sino el hecho en sí de que se plasme por escrito cómo quieren los ciudadanos y las Administraciones que se construya ese futuro. Por primera vez en la historia, hay un documento que introduce criterios de racionalidad y mesura a un crecimiento que durante décadas ha sido fruto de presiones especulativas y de impulsos desordenados y carentes de un marco general de actuación. El resultado está a la vista de quien vive en el área metropolitana de Sevilla: urbanizaciones aisladas, municipios sin equipamientos para afrontar el aluvión residencial y un transporte público irrisorio e incapaz de articularse como alternativa para el coche privado.

El Potaus llega con décadas de retraso, pero no se puede menospreciar su valor. La Gran Sevilla tiene ya su hoja de ruta, el guión establecido por el que deberá encaminar sus próximos desarrollos urbanísticos. El Plan llega en pleno replanteamiento del modelo socioeconómico de la región y con todos los agentes sociales y políticos concienciados de la necesidad de que los futuros usos del territorio se avengan a criterios de sostenibilidad.

Ahora lo que toca es la vigilancia de su cumplimiento y la exigencia de que se desarrolle en tiempos prudenciales y permita una gestión racional de los servicios que se prestan en la Gran Sevila, bien sea a través de los actuales consorcios (transporte, medio ambiente, residuos...) o de la misma Autoridad única que quiere llevar al Parlamento andaluz el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera.

  • 1