martes, 13 noviembre 2018
16:50
, última actualización
Local

Una infracción por minuto para llegar al Duque

52 coches por hora hacen caso omiso de las señales y giran indebidamente hacia la plaza.

el 08 feb 2012 / 22:44 h.

TAGS:

La Plaza del Duque no se libra de los coches. A pesar de que las señales de tráfico son bastante claras y obligan a todos los coches que provienen de la Gavidia a girar hacia Virgen de los Buenos Libros, El Correo ha podido comprobar cómo 52 coches hacen caso omiso de la señales durante sesenta minutos en una mañana cualquiera, durante un día laborable cualquiera y fuera del horario de carga y descarga. Una cifra que equivale a casi un coche por minuto y 416 durante una jornada de ocho horas.

Los puntos básicos de las infracciones de los conductores son tres: el cruce de Santa Vicenta María con Virgen de los Buenos Libros -trasera de la antigua Jefatura de Policía- tanto si se viene de la calle Baños como de Alfonso XII, y el giro obligado a la derecha si se circula por delante de la antigua sede policial. Las señales son muy claras y obligan al conductor a circular hacia Virgen de los Buenos Libros y olvidarse de ir hacia la Plaza del Duque.

Pues bien, durante esa hora giraron indebidamente 12 coches que procedían de Alfonso XII; 16 que provenían de la Gavidia-Santa Vicenta María y 24 que circulaban por delante de la antigua sede policial. Y además, una vez que los coches llegan a la intersección del Duque con Jesús del Gran Poder, donde hay una señal que obliga a circular hacia esta última calle, la gran mayoría de los conductores no hace caso a la señal y se adentra sin impedimento alguno en la plaza del Duque. En definitiva, se saltan con total impunidad dos señales de tráfico en poco más de 70 metros para acceder al corazón del casco antiguo.

Aunque estas prohibiciones de giro se implantaron durante el anterior Gobierno municipal -antes de la implantación del Plan Centro- nunca han sido muy respetada por los conductores y la vigilancia policial ha sido escasa en la zona. La presencia de una pareja de Policía Local en el cruce se ciñe básicamente a la época de Navidad y durante alguna jornada excepcional.

Durante la hora analizada por El Correo no apareció por la calle Teniente Borges ningún coche o motorista de la Policía Local. Por ello, todos los vehículos que quisieron, además de girar indebidamente, pudieron estacionar en doble fila así como en las esquinas y en los pasos de peatones de la citada vía y sus calles aledañas. Dado que esta calle sólo tiene un carril por sentido, un coche en doble fila a cada lado provocaba que la vía quedara reducida a un solo carril para los dos sentidos, lo cual derivó en un atasco y ruido de claxon a diestro y siniestro en pleno Centro.

Y el colmo del conductor incívico lo protagonizó una señora que, sin pudor alguno, estacionó en doble fila y colocó en el parabrisas delantero una multa que llevaba guardada en el bolso. La señora se adentró en los grandes almacenes cercanos y luego entró en un bar próximo a Teniente Borges, donde estuvo durante más de 40 minutos mientras tenía la multa falsa en el coche.

Desde que el actual Gobierno municipal derogara el Plan Centro, que sólo permitía 45 minutos como máximo de estancia en el centro de la capital, los conductores han vuelto a campar a sus anchas por esta zona, aunque también la Policía Local ha impuesto más de 16.000 denuncias desde el pasado verano a los coches mal aparcados. No obstante, el delegado de Seguridad y Movilidad, Demetrio Cabello, anunció que el nuevo plan de tráfico se ceñiría a la zona más monumental de la capital y que se anunciaría a finales del pasado mes de enero.

  • 1