Local

Una joven secuestrada hace 18 años en EEUU tuvo dos hijos con su captor

Jaycee Lee Dugard desapareció a los 11 años y ya la daban por muerta pero el pasado miércoles, 18 años después, fue localizada en la comisaría del condado de El Dorado (California). La mujer estuvo secuestrada durante todo ese tiempo y tuvo dos hijas con uno de sus captores.

el 16 sep 2009 / 07:50 h.

TAGS:

Jaycee Lee Dugard desapareció a los 11 años y ya la daban por muerta pero el pasado miércoles, 18 años después, fue localizada en la comisaría del condado de El Dorado (California). La mujer estuvo secuestrada durante todo ese tiempo y tuvo dos hijas con uno de sus captores.

Lee fue raptada en la calle y ante los ojos de su padrastro cuando tenía 11 años. Un vehículo ocupado por dos individuos se acercó a ella y se la llevó y permaneció en paradero desconocido hasta que acudió a una comisaría donde pudo identificarse y denunciar los hechos. Los agentes comunicaron que durante ese tiempo la víctima, ahora de 29 años, dio a luz a dos bebés -que cuentan ahora con 15 y 11 años- cuya paternidad correspondería supuestamente a su secuestrador.

Las autoridades arrestaron a dos personas relacionadas con este suceso, Phillip Garrido, de 58 años, y su esposa Nancy, de 55, que se encuentran detenidos bajo una fianza de un millón de dólares. Phillip Garrido cuenta con antecedentes por abusos sexuales y su nombre figura en las listas de violadores del Estado. La resolución de este misterio se produjo después de que la policía se topase con Garrido en el campus de Berkeley de la Universidad de California repartiendo publicaciones de contenido religioso.

El agente comprobó, tras identificarle, que Garrido estaba en libertad condicional por rapto y violación desde 1971, según informó The New York Times. Cuando el supuesto secuestrador acudió a la comisaría -informó El País-, apareció acompañado de su mujer, dos niñas y la propia Dugard, que respondía al nombre de Allissa. Durante el interrogatorio, Dugard reveló su verdadero nombre. Los agentes la invitaron a acudir a la comisaría donde ahora se esperan los resultados de las pruebas de ADN para corroborar su identidad.

La aparición de Lee reabrió la investigación sobre lo sucedido desde la tarde de su desaparición en 1991, después de que el caso estuviese archivado como pendiente durante casi dos décadas. En un registro en la casa de los detenidos, los agentes encontraron una zona oculta en la parte posterior del jardín con tiendas de campaña y algunas edificaciones donde, al parecer, la víctima y sus hijas pasaban la mayor parte del tiempo. Ahora los dos secuestradores afrontarán más de 20 cargos cada uno.

Las autoridades se pusieron en contacto con la madre de Jaycee Lee, Terry Probyn. El marido de Probyn, Carl, aseguró a los medios locales que su esposa lo había llamado inmediatamente después de hablar con la joven. "Ella me dijo: Han encontrado a Jaycee. Está viva. En ese momento empezamos a llorar durante dos minutos", dijo Carl Probyn, que aseguró que su mujer está convencida de que se trata de su hija y que "se acuerda de todo", un criterio compartido por la policía.

La historia se repite. Este caso recuerda al sucedido en Amstetten (Austria) el año pasado, en el que Josef Fritz secuestró y violó a su hija Elisabeth durante 24 años. Fritz mantuvo a Elizabeth, que ahora tiene 42 años, prisionera en un zulo de 80 metros cuadrados en los bajos de la casa familiar. La joven allí tuvo siete hijos de su propio padre, un ingeniero jubilado con una vida que todos calificaron de "normal". Los expertos en psiquiatría aseguran que las personas como Fritz no están enfermas, sino que son frías, movidas por algún tipo de perversión sexual, y que no se conmueven con el sufrimiento.

  • 1