Deportes

Una lucha sin balas de fogueo

San Fernando, Conil y Rota claudicaron ante un Sevilla que nacía en plena pretemporada con la necesidad de despejar dudas tras las ausencias de Christian Poulsen, Keita y Daniel Alves. En Moscú, el AC Milan, firme candidato a alzar el scudetto, examinará el potencial del cuadro de Manolo Jiménez.

el 15 sep 2009 / 09:01 h.

San Fernando, Conil y Rota claudicaron ante un Sevilla que nacía en plena pretemporada con la necesidad de despejar dudas tras las ausencias de Christian Poulsen, Keita y Daniel Alves. En Moscú, el AC Milan, firme candidato a alzar el scudetto, examinará el potencial del cuadro de Manolo Jiménez.

Tras cumplir con creces en la fase inicial de la pretemporada, el Sevilla de Manolo Jiménez disputará su primer test de postín ante el AC Milan en el Trofeo de los Ferrocarriles ruso (17:00 horas, La 2). El conjunto hispalense deberá confirmar la solidez defensiva exhibida en los amistosos inaugurales ante San Fernando, Conil y Rota, rivales sensiblemente inferiores.

La manifiesta calidad del cuadro rossonero, quinto en el pasado ejercicio en el Calcio, exigirá un mayor despliegue del once blanquirrojo.

Para la cita, el preparador arahalense dispondrá de 21 efectivos. De Mul, Federico Fazio y Lautaro Acosta, recluidos con sus combinados olímpicos, y Javi Navarro y Escudé, lesionados, componen la nómina de ausencias del plantel del Sánchez Pizjuán. Además, el concurso del serbio Dragutinovic, en reposo a causa de una fascitis plantar, será duda hasta el último momento. El choque permitirá a Jiménez evaluar el estado de adaptación de las nuevas incorporaciones ante un oponente de clase alta.

Squillaci, que ha mostrado una capacidad de liderazgo indudable, Konko, que deberá paliar el déficit de pólvora ofensiva en el lateral diestro, y Romaric, con una evidente pérdida de peso, serán los principales reclamos del envite. Asumirán el rol ante un oponente que, a las órdenes de Ancelotti, no podrá alinear a Ronaldinho y Pato, ambos concentrados con la selección de Brasil.

Los rojinegros han preparado la mini-gira con el firme propósito de engrasar una maquinaria en proceso de creación. Kaká será, lógicamente, el principal puntal de una pizarra en la que Seedorf, inasequible al desaliento, y el italiano Pirlo, que regresa tras su período estival, cobrarán una importancia capital. Flamini, ex del Arsenal, y Zambrotta, procedente del FC Barcelona, serán las únicas novedades del conjunto rossonero.

Aunque se trata de un choque de carácter amistoso, Jiménez podría disponer un once inicial similar al que ha concebido en su esquema. Palop, titular indiscutible, podría figurar de inicio en la línea de meta. Konko deberá continuar con su adaptación al lateral diestro defensivo, mientras que Squillaci y David Prieto asumirán las funciones en la cobertura. Fernando Navarro ocupará el costado zurdo. Jesús Navas, Romaric, Maresca y Diego Capel acapararán el protagonismo en la línea de medios; y Luis Fabiano y Chevantón en ataque.

El último choque oficial que midió a Milan y Sevilla data del pasado 31 de agosto de 2007. Era la final de la Supercopa de Europa en Mónaco y los hispalenses buscaban el ansiado éxito con Antonio Puerta en el recuerdo. La zurda de diamantes falleció el 28 y, apenas tres días después, el bloque que en aquella época dirigía Juande Ramos cedía ante el bloque lombardo (3-1).

  • 1