Local

Una madre pide semáforos sonoros para que sus hijos con discapacidad visual sean "independientes"

el 05 mar 2011 / 13:17 h.

TAGS:

Una madre sevillana ha pedido la colocación de semáforos sonoros y  pasos sobre elevados en algunas vías próximas a su residencia de la  capital hispalense con el fin de que sus dos hijos -de 12 y 17  años- que padecen una "enfermedad genética" que les provoca la  inflamación del nervio óptico y, por consiguiente, la pérdida de  visión, puedan hacer una vida normal propia de otros niños de su  edad, sin poner en riesgo su integridad física.

Así lo ha señalado, en declaraciones a Europa Press Televisión, la  madre de los menores, Reyes Herrera, quien ha explicado que sus hijos  padecen "discapacidad visual" debido a una enfermedad genética, para  la que por el momento no hay tratamiento, que hace que pierdan "casi  la totalidad de la visión".

En este sentido, ha indicado que después de que un técnico de la  Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) hiciera un recorrido  con uno de los menores, "para que pudiera ser independiente e hiciera  la vida de un niño normal", se topó con obstáculos como "ningún  semáforo sonoro y pasos de peatones muy conflictivos" que pueden  "poner en riesgo su vida".

Por ello, y a instancias del técnico de la organización, ha  solicitado la colocación de dichas señales sonoras "en dos o tres  calles, las más peligrosas, y un paso sobre elevado en una de las  vías" ya que "es imposible" que los menores crucen por dicha calle  debido al número de vehículos que circulan por ella.

Según esta madre, "la sociedad está hecha para personas que ven" y  ha considerado una "contradicción" que a uno de sus hijos  --concretamente al menor de 12 años-- "lo esté premiando la Junta de  Andalucía" por su superación personal y "a la vez no le facilita la  vida".

"No pedimos nada que no nos corresponde y pagamos nuestros  impuestos, por lo que es justo que puedan hacer una vida normal", ha  lamentado, al tiempo que ha asegurado que incluso para ir al colegio  tienen que valerse de los compañeros de clase porque "tampoco hay  semáforos sonoros".

  • 1