Economía

Una mano despide y otra reparte

Un día después de anunciar que echará a miles de empleados, Telefónica detalla que incentivará con 450 millones a directivos.

el 15 abr 2011 / 20:10 h.

Sólo un día después de anunciar que sopesa recortar su plantilla en España en un 20%, es decir, en 5.600 personas en los próximos tres años, Telefónica sorprendía ayer con su intención de incentivar a los 1.900 miembros de su equipo directivo, incluidos los consejeros ejecutivos, con la entrega de acciones asociadas al cumplimiento de objetivos de rentabilidad por importe máximo de 450 millones en cinco años.

Se trata de un plan de menor cuantía que el aprobado en 2006 por 754 millones y siete años de duración que se traduciría, en el primero de estos ciclos, en un máximo posible de acciones a recibir de 390.496 acciones para el presidente, César Alierta; de 234.298 para el consejero delegado, Julio Linares, y de 124.249 para el máximo responsable de Telefónica en Latinoamérica, José María Álvarez.

Una actuación que se enmarca dentro de unos planes de incentivos a directivos y empleados a largo plazo con la entrega de acciones de la compañía en concepto de retribución variable, según consta en las propuestas para la junta, que se celebrará el próximo días 18 de mayo, y remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por otro lado, la empresa de telecomunicaciones ha propuesto un plan restringido orientado a los empleados y el personal directivo ligado a la permanencia en la compañía con un máximo de unos 50 millones de euros, cuyos destinarios serán los que cumplan los requisitos de "idoneidad" y sean invitados de "forma expresa" al mismo.

Mientras, desde el Gobierno, el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reiteraba su rechazo al plan de ajuste laboral, se desencadenaban reacciones contrarias sobre los bonus a directivos. La Asociación Española de Accionistas Minoritarios (Aemec) solicitó a Telefónica una explicación a la aprobación de un plan de incentivos mientras propone recortar plantilla. La asociación consideró que el anuncio simultáneo de ambas medidas, "sin una explicación completa y exhaustiva, genera desconcierto entre los inversores, pudiendo incluso contribuir a aumentar el riesgo reputacional de la compañía".

Facua tildó de "escandaloso" que Telefónica celebre su récord de beneficios con un "tarifazo" y planteando un reajuste laboral. Su portavoz, Rubén Sánchez, criticó la medida cuando además en el "último año ha tenido beneficios históricos y cuyos altos directivos ganan cien veces más que sus empleados rasos".

Y el coordinador general de IU, Cayo Lara, se preguntó si no debería ser "delito" que empresas con beneficios despidan a empleados. "Beneficios y despidos de trabajadores es inconcebible e incomprensible", manifestó.

Telefónica, que cerró ayer en bolsa con una caída del 0,59%, mantuvo los sueldos del consejo de administración en 27,61 millones en 2010 frente a los 27,125 de 2009, aunque aumentó un 3,84% la remuneración a los tres miembros ejecutivos, según el informe de política retributiva.

  • 1