Deportes

Una mentira repetida mil veces...

el 23 ene 2011 / 22:53 h.

...Se acaba transformando en verdad. La frase es de Goebbels, el ministro de propaganda de Hitler, y la ha llevado a la práctica Manuel Ruiz de Lopera desde que se arrimó al Real Betis Balompié en 1991 con intereses bastardos y para nada altruistas o desinteresados como reiteradamente trataba de hacer ver. “Yo pongo el dinero, yo haré asilos para los viejecitos, yo me he dejado la sangre en este estadio, mis acciones serán para los béticos, dejaré el club con superavit, no le debemos un duro a nadie...”. Se podría escribir un serial por fascículos con los embustes del personaje, que durante años ha tenido engatusados, por unos motivos u otros, a aficionados, periodistas –yo el primero–, políticos, capillitas, marujas y porteros, porque le acompañaron los éxitos deportivos que ocultaban la verdad. El fenómeno Lopera fue creado por los béticos y a ellos correspondía ponerle fin, como así han hecho, liderados por los grupos de la oposición (Béticos por Villamarín, PNB, la Liga de Juristas..., hoy en día casi todos los béticos lo son), con unas denuncias societarias, serias y bien documentadas, que la Justicia no ha tenido más remedio que admitir. El último fallo de la Audiencia es demoledor y abre definitivamente las puertas a un Betis de los béticos.   A un Betis libre y digno.

  • 1